*

Jueves, 20 de Febrero de 2020

Sin autorización de Semarnat inician gasoducto entre Puebla e Hidalgo

La Manifestación de Impacto Ambiental se encuentra en evaluación lo que no impidió que empleados de la empresa Bonatti iniciaran la construcción del gasoducto Tuxpan-Tula.
Martes, 17 de Mayo de 2016 19:03

Honey, Pue.- Aunque la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del Gasoducto Tuxpan-Tula aún se encuentra en periodo de evaluación por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), empleados de la empresa italiana Bonatti, subcontratista de Transportadora de Gas Natural de la Huasteca, filial de Transcanada, iniciaron la construcción de una parte de esa larga tubería en la zona limítrofe de Puebla e Hidalgo en medio de la inquietud y desinformación de los pobladores.

Nuevo gasoducto Tuxpan-Tula afectará 7 municipios de PueblaEl gasoducto Morelos está terminado, confirma la CFEEl proyecto afectará a más de 130 comunidades de los estados de Puebla, Hidalgo y Veracruz.

El paso de más de una decena de enormes máquinas por la carretera San Pedro Tlachichico-Pahuatlán, la llegada de más de 30 obreros, el desmonte, excavación, relleno y aplanado de un amplio terreno de vocación agrícola, ubicado arriba del poblado de Santa Catarina en el municipio hidalguense de Acaxoxhitlán, pusieron en alerta a los habitantes de la zona que a la fecha no han sido informados de que se tratan las maniobras que realiza la empresa especializada en la instalación de tubos para la transportación de gas.

Los trabajos, en medio de una zona boscosa, ubicada a unos dos kilómetros de la cabecera municipal de Honey, Puebla, iniciaron hace dos semanas. “Pero van muy rápido porque hicieron marcas, aquí y en otros lados, ya acabaron con las milpas, excavaron, sacaron la tierra, volvieron a rellenar, aplanaron el terreno y ahora están trayendo cascajo desde una mina ubicada en Acahuales, rumbo a Pahuatlán”, explicaron miembros de la  Asociación Civil Kuautlali, mientras señalan el letrero que la italiana Bonatti colocó a la entrada del predio.

Detallaron que en busca de que alguien les explique qué está sucediendo en su territorio, acudieron a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) para saber qué obras se realizan en los límites de Honey, en Puebla y Acaxochitlán, en Hidalgo. Les dijeron que no tienen noticias del asunto y también negaron haber otorgado permisos para los trabajos.

Lo mismo sucedió en la búsqueda de información que realizó este medio de comunicación ante autoridades municipales de ambas demarcaciones.

Sin embargo, de acuerdo con una nota publicada por el periódico digital agendahidalguense el pasado 9 de mayo, el subsecretario de Gestión de Riesgos y Protección Civil del gobierno del estado de Hidalgo, Miguel García Conde, dijo que en las siguientes dos semanas “la empresa italiana Bonatti iniciaría la construcción de un nuevo ducto por el que se bombearán gas natural y gas LP desde la ciudad de Tuxpan, Veracruz  a la ciudad de Tula, Hidalgo  y cruzaría al menos 25 municipios” de esa entidad.

Por ello se sabe que Bonatti, que en el centro de Puebla construyó para la española Enegas el “Gasoducto Morelos”,  fue subcontratada por Transportadora de Gas Natural de la Huasteca (TGNH), filial de Transcanada, para la ejecución del Tuxpan-Tula que transportará gas desde el sur de Texas hasta el altiplano central del país.

En su página web http://www.bonatti.it/Projects  la empresa italiana Bonatti admite que tiene entre sus clientes a la transnacional Transcanada y, además del Gasoducto Morelos que desató el rechazo de pobladores de Tlaxcala, Puebla y Morelos y el encarcelamiento de varios de ellos –como Juan Carlos Flores y la comisariado ejidal de San Felipe Xonacayucan, Enedina Flores Vélez-, por esa causa, construye en México los gasoductos “Los Ramones” en los estados de Nuevo León y Tamaulipas; El Oro en Sinaloa que hizo para la misma Transcanada y en Chihuahua el Ojignaga-El Encino que hizo para la empresa Ienova.

El Tuxpan-Tula

El gasoducto Tuxpan-Tula, afectará a más de 130 comunidades de los estados de Puebla, Hidalgo y Veracruz, tendrá una longitud de 264 kilómetros y un diámetro de 36 pulgadas y, diariamente, correrán por sus entrañas 886 millones de pies cúbicos de gas

Aunque de acuerdo con testimonios de pobladores y notas periodísticas, las obras para la instalación de la tubería empezaron ya en varios lugares de las tres entidades, según la Gaceta Ecológica número 03 de la Semarnat, publicada el 14 de enero pasado, la empresa TGNH, filial de Transcanada, presentó el 17 de diciembre  de 2015 la Manifestación de Impacto Ambiental de la obra, misma que fue registrada con el expediente número 30VE2015X0049, que aún se encuentra en periodo de evaluación.

Vistas: 11084