*
Martes, 6 de Diciembre de 2022

Luchan gasolineros de la Sierra Norte contra Pemex y huachicoleros

Argumentaron que la empresa petrolera exige mantener cierta cantidad de forma permanente, y sin previo aviso pueden subir el precio de la gasolina y cobrar.
Martes, 28 de Marzo de 2017 14:57
|
Jésica Baltazares Osorio

Chignahuapan, Pue.- Empresarios gasolineros de la Sierra Norte de Puebla han sufrido una disminución de hasta el 60 por ciento en sus ventas, situación que atribuyen a nuevas reglas de operación de Petróleos Mexicanos (Pemex) y a la venta de combustible robado.

“PEMEX nos está ahorcando, desde hace meses con motivo de la reforma (energética) cambiaron las reglas de operación que lejos de generar algún beneficio para nosotros, nos han llevado al límite, por ejemplo antes cada quien podía buscar el medio más adecuado a sus finanzas para transportar el combustible, hoy nos obliga a pagarles con la tarifa que ellos impongan”, aseguraron.

Entrevistados por separado para este medio, visiblemente molestos argumentaron que la empresa petrolera exige mantener cierta cantidad de forma permanente, y sin previo aviso pueden subir el precio de la gasolina y cobrar.

Asimismo, los empresarios dijeron que la venta de huachicol ha disminuido sus ventas en un 60 por ciento, pues la gente prefiere comprar su combustible por fuera porque piensan que están ahorrando, aunque a la larga van a dañar severamente los motores de sus automóviles.

“La gente que vende el famoso huachicol le añade sustancias tan dañinas para el motor de un carro como azufre o éter, alcohol y otros químicos en su afán de hacer rendir la gasolina y vender más, porque obviamente tienen que recuperar el traslado del combustible desde el ya denominado triángulo rojo hasta aquí (Sierra Norte) y eso es algo que la gente no ve al momento de comprar de manera ilegal”, detallaron.

Antes de concluir la entrevista uno de los gasolineros aseguró que “es una mentira del gobierno que el precio de la gasolina haya subido en México porque se elevó su costo en el mundo, la realidad es que son los impuestos los que nos han llevado a estos precios que nos tienen al borde del colapso”.

La Asociación de Gasolineros Unidos de los Estados de Puebla y Tlaxcala (AGUPT) alertó que las estaciones han alcanzado “su máximo crítico” al caer en promedio 50 por ciento sus ventas, situación que se generó de enero a la fecha por la competencia desleal de quienes venden producto robado.

Luz María Jiménez Almazán, presidenta de esa organización que integra a 400 socios, aseguró a El Economista que la disminución de las ventas se ha dado no sólo en el triángulo rojo, conformado por Tepeaca, Acatzingo, Quecholac, Tecamachalco y Palmar de Bravo, sino que ya es un problema que se extiende a todo el estado.

Vistas: 2354