*

Lunes, 10 de Agosto de 2020

Detienen al asesino de Agnes pero su ley sigue pendiente

Jorge Flores Zechinelli fue identificado como su pareja sentimental y autor intelectual de la muerte de la psicóloga
Miércoles, 11 de Diciembre de 2019 00:31
|
Claudia Lemuz

Puebla, Pue.- A siete años del asesinato atroz de la activista transgénero Agnes Torres Hernández Huerta, el presunto autor intelectual de su muerte, Jorge Flores Zechinelli, y quien fue su pareja sentimental, fue detenido en Veracruz la tarde del lunes por agentes de la Policía Ministerial de Veracruz a solicitud de la Fiscalía del Estado de Puebla.

Develan placa en honor a la activista transgénero Agnes Torres HernándezComunidad LGBTTTI marchará para pedir Ley AgnesEl presunto asesino fue capturado en un rancho ubicado en Villa Aldama, después de que otros cuatro hombres ya habían sido arrestados por la muerte de la psicóloga el 9 de marzo de 2012.

El detenido de nombre Jorge y con 24 años de edad es originario de Chipilo. Se dedica a entrenar caballos de carrera y fue identificado como la pareja sentimental de Agnes Torres. Los otros cuatro que participaron en el asesinato fueron Luis Fernando Bueno Mazzocco, Agustín Flores Zechinelli, Marco Antonio Berra Espezzia y un menor de edad.

Ley Agnes

Fue en marzo de 2012 cuando la comunidad LGBTTT de Puebla se convulsionó con el asesinato atroz de Agnes Torres Sulca (Abraham Torres Hernández), la defensora de los derechos humanos de la comunidad lésbico, gay, transexual y bisexual (LGTB).

Tras asistir a una fiesta, la mujer de 28 años de edad fue localizada sin vida en la barranca de Xaxocuapatle, cerca de la autopista Siglo XXI, en Atlixco.

De acuerdo a las investigaciones de la Fiscalía del Estado de Puebla, se informó en la entidad de Veracruz, los detenidos se dirigían a las fiestas de Chipilo en marzo de 2012, cuando acordaron que Jorge Flores invitara a su pareja sentimental, Agnes Torres.

La activista se presentó al lugar de la cita, en un rancho, donde tras robarle su auto, un Gol 2010 color blanco, fue golpeada hasta causarle la muerte. Su cadáver lo llevaron a la barranca de San Jerónimo Coyula, Atlixco y lo arrojaron.

Tras localizar los restos de Agnes, la sociedad poblana se movilizó para exigir justicia. Debido a que la inconformidad social escaló, los responsables del crimen optaron por quemar el auto en la calle Sur 6 de Trinidad Tepango.

Inicialmente, la FGE de Puebla detuvo a Luis Fernando Bueno Mazzocco, Agustín Flores Zechinelli, Marco Antonio Berra Espezzia y un menor de edad. Debido a que tuvo conocimiento de que Jorge, el quien de los acusados se escondía en Perote, pidió la colaboración de la Fiscalía de Veracruz.

Después de siete años, la tarde del lunes de esta semana fue localizado Jorge Flores Zechinello en un rancho ubicado en Cerro de León, perteneciente al municipio de Villa Aldama.

Los ministeriales lo entregaron a la Fiscalía General del Estado de Puebla, cuyo personal lo puso a disposición del Juez de Atlixco por los delitos de homicidio calificado y robo de vehículo en agravio de Abraham Torres Hernández o Agnés Torres Hernández Huerta, bajo la causa penal número 178/2013.

En ese momento, la otrora Procuraduría de Justicia del Estado, informó que el cuerpo de Agnes Torres presentaba herida a lo largo del cuello y huellas de torturas –aparentemente quemaduras-.

“Condenamos el crimen de la mujer, la académica, la psicóloga, la educadora, la modelo y la activista por los Derechos Humanos de las mujeres en general y de toda la diversidad sexual”, manifestó Vida Plena Puebla.

El asesinato de Agnes Torres derivó en la averiguación previa 406/2012/Atlixco y en la exigencia de crear una ley para reconocer la identidad sexogenérica. Sin embargo, la llamada Ley Agnes sigue en espera de ser aprobada en el Congreso Local de Puebla.

Vida Plena de Puebla también pidió que el odio se tipifique como una agravante más al momento de aplicar las sentencias.

En 2016, diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Movimiento Ciudadano (MC) presentaron la iniciativa de la "Ley Agnes" para el reconocimiento legal de una persona después de haber cambiado de sexo.

La reforma modificaría el artículo 751 del Código de Procedimientos Civiles, de esta manera los documentos de identidad legal se empatarían con la identidad sexo-genérica que cada ciudadano elija, con la finalidad de dar certeza legal a la comunidad transgénero que una vez que concluyan su cambio de género pueda tramitar sus documentos oficiales con su nueva identidad, sea hombre o mujer.

La ex diputada local Socorro Quesada, en su momento recordó que Agnes Torres (Abraham Torres) se transformó de hombre a mujer y vivó discriminación. También fue víctima de violación cuando cursaba la secundaria, pero eso no le impidió graduarse con honores. Sin embargo, no pudo obtener su título profesional por ser transgénero. Esa es la trascendencia de la Ley Agnes, defiende la comunidad LGBTTT.

Las muertes no se investigan como casos de odio

La asociación "No dejarse es Incluirse A.C." ha contabilizado 65 crímenes de odio hacia la comunidad LGBT en el estado de Puebla en los últimos 23 años, siendo las principales víctimas mujeres transexuales y hombres homosexuales. Sin embargo, del total, sólo están resueltos unos cinco.

Precisó Onan Vázquez Chávez, presidente del Consejo Directivo de la asociación mejor conocida como Vida Plena Puebla, quien pidió a las autoridades investigar las muertes de la comunidad LGBT como crímenes de odio y no sólo asesinatos, debido a que en la mayoría de los casos hubo saña y menajes relacionados con su sexualidad.

“Muchas veces los marcan en su cuerpo con palabras como puto o lesbiana, también hay mutilaciones de órganos sexuales”, ha explicado en reiteradas ocasiones.

Fotografía archivoe

clh

Vistas: 1225