*

Lunes, 17 de Febrero de 2020

Asesinato de valet parking, advertencia a quienes se niegan a pagar piso

Una de las líneas de investigación de la FGE analiza las amenazas que han recibido empresarios por negarse a dar acceso y dinero a grupos criminales
Miércoles, 12 de Febrero de 2020 08:36

San Pedro Cholula, Pue.- Tras el ataque armado directo al valet parking del centro nocturno Candy´s, que se ubica entre bulevar Forjadores, entre La Carcaña y Manantiales, del municipio de San Pedro Cholula, propiedad del empresario Javier Millán, existen al menos dos hipótesis, ambas ligadas al crimen organizado.

Ejecutan a valet parking del bar Candys en Forjadores, PueblaCiclista muere atropellado por conductor de BMW en Lomas de AngelópolisLa primera indica que hace algunos días el negocio fue visitado por sujetos dedicados a la venta y distribución de drogas que habrían ordenado a los encargados le dieran un espacio para dedicarse a la venta de todo tipo de drogas.

Que los encargados se negaron y como una advertencia fue por lo que ocurrió la muerte del valet parking la noche del sábado 9 de febrero.

La otra versión indica, que también miembros del crimen organizado llegaron al negocio para exigir el cobro de piso, y cómo se los negaron, decidieron ejecutar a uno de los empleados. Y le tocó al valet parking.

Y no se descarta que en los próximos días el aparato de seguridad del gobierno de Puebla intervenga esta zona realizando constantes operativos para poder inhibir la presencia de este grupo delictivo que ya se cobró con una vida.

Crimen organizado para iniciados

Primero le comentó que los dos hombres que se enfrentaron pistola en mano en el interior del table-dance prostíbulo, disfrazado de karaoke o café Club Caza, de la calzada Zavaleta, entre Insurgentes y Primera Calzada, en la colonia Santa Cruz Buena Vista, ya fueron identificados.

Uno de los occisos era cargador de la central de abasto, el segundo era de Veracruz, ambos pertenecían a grupos rivales que se encontraron en el negocio de giros negros, qué tiene su permiso de funcionamiento por la dirección de normatividad de Cuautlancingo y ambos fallecieron al enfrentarse entre sí con armas de fuego.

Usted debe de imaginarse el costo de las bebidas espirituosas que se sirven en ese negocio, estará usted de acuerdo con un servidor que con un salario de cargador no alcanza, más que para comprarse un refresco en ese lugar, luego entonces ese cargador, sí estaría dedicando a otro negocio más productivo y menos lícito y luego el segundo originario de Veracruz, tampoco sería una blanca palomita.

Luego entonces hay información suficiente para presumir que el crimen organizado, que ninguna autoridad ha querido reconocer, estuvo presente la madrugada del 2 de febrero en ese negocio y dejó como consecuencia dos muertos.

La pregunta inicial sería ¿Por qué se permitieron armas al interior de un establecimiento de giros negros?

Otra pregunta, que no va a alcanzar a tener respuesta es: ¿Qué grupos criminales se encontraron y se enfrascaron en un duelo a balazos?

Nos vemos cuando nos veamos.

Porque los muertos corren rápido, columna de Alfonso Ponce de León/Intolerancia

Fotografía archivom

clh

Vistas: 742