*

Martes, 14 de Julio de 2020

Médico de Izúcar relata su experiencia al enfermar de Covid-19

Los médicos que se encuentran en la primera línea de batalla se están contagiando de coronavirus en Puebla, y los que se recuperan, regresan a laborar
Domingo, 28 de Junio de 2020 16:55
|
Lidchy Cano

Izúcar de Matamoros, Pue.- Miguel Ángel Cervantes Mendoza es un médico originario de Izúcar de Matamoros, hace unos días contrajo Covid-19, y actualmente se recupera para regresar a la línea de batalla.

IMSS Metepec, sin espacio para atender pacientes CovidPiden a la Virgen peregrina de los sonideros en Izúcar que termine la pandemiaEl profesional de la salud trabaja en el hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Puebla (Issstep) en la ciudad de Puebla, no sabe cómo se contagió, pero si sabe que su profesión lo tiene a él y a cientos de médicos poblanos en el alto riesgo de ser víctima del virus.

Se estima que en dicho nosocomio hay al menos 15 médicos contagiados de Covid-19 y entre 15 y 20 enfermeras enfermos, lo que está generando falta de personal, pero debido a que quienes se contagia adquieren cierta inmunidad es que están regresando a laborar a esa primera línea de batalla con todas las medidas de precaución.

En una entrevista, Miguel Ángel Cervantes Mendoza comentó que actualmente se encuentra confinado en la ciudad de Puebla, lejos de su familia, por lo que el Dia del Padre sólo su hijo; quien también es médico, logró verlo bajo la protección necesaria.

Dijo que ya está saliendo de la enfermedad, porque en su caso fue detectada durante los primeros días e inmediatamente le hicieron los estudios donde dio positivo y fue aislado.

“La enfermedad es curable cuando es detectada a tiempo, es muy difícil saber en dónde te contagias. Yo trabajo en un hospital donde está lleno de pacientes Covid-19, y no quiere decir que el hospital este contaminado, solo son algunas áreas, las cuales son sanitizadas cada hora”, dijo.

Dijo que como médicos y enfermeras es difícil trabajar por el alto riesgo que ello representa, por lo que considera que quienes realmente tienen vocación de servicio son quienes se están quedando a laborar.

“Porque muchos que tuvieron la oportunidad de pedir vacaciones así lo hicieron, en otros casos la población vulnerable de médicos y enfermeras se fue a su casa para evitar ponerlos en riesgo, otros decidieron quedarse a laborar, mientras que se contrató nuevo personal joven que llegan con gran entusiasmo, pero con miedo a trabajar”, compartió.

Los primeros síntomas

El galeno señaló que en su caso pudo detectar de manera oportuna la enfermedad, porque comenzó a sentir un cansancio muy grande, que a pesar de que descansaba, esto no era suficiente, siendo esto un factor principal del Covid-19 en su primera etapa; y es que esta enfermedad está afectando a personas mayores de 50 años, como en su caso que tiene más de 50 años.

Ante esto es importarte que la población acuda al médico que no tenga miedo, que se atienda de manera oportuna para no dejar pasar tanto tiempo, pues hay quienes acuden cuando ya están en estado grave, ya no pueden respirar.

También recomienda evitar consumir remedios caseros o auto medicarse, ya que de nada ayuda cuando es coronavirus.

“En área intensiva, de 10 pacientes que entran solo 2 se recuperaran, siendo esta área a la cual le temen todos los pacientes, ya que la edad es un factor principal, esta enfermedad se asienta en personas mayores de 50 años, mientras que menores de 40 años les afecta cuando tienen enfermedades crónicas o degenerativas, ya que el coronavirus ataca a todos los órganos”, dijo.

Las problemáticas

Cervantes Mendoza expresó que como médicos tiene que enfrentar diversos problemas, ya que hay personas que están llegando a los hospitales y cuando se les dice que tienen Covid-19, no quieren quedarse, se arrancan sueros y atacan al personal médico, los cuales son los menos culpables.

Enfatizó, que en abril pasado, cuando se inició con el Covid-19 no se sabía cómo se iba a tratar este padecimiento, se sabía de un protocolo que venía de China, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que se comenzó a trabajar aquí en México, pero no estaba funcionando.

Ahora, ya con la experiencia de muchos médicos y estudios, se está logrando poco a poco tratamientos que puedan funcionar, en diversas etapas. En ISSSTEP Puebla hay un equipo que está encargando de estudiar todo esto para ir aplicando los tratamientos que se requieren.

La familia

El medico entrevistado agregó que en su caso su familia redobló las medidas preventivas, mantienen limpia la casa. Su hijo que es médico, también tiene mucho cuidado en su consultorio, y él se encargan de sanitizar el área donde se encuentra actualmente confinado.

La enfermedad se vuelve difícil principalmente por el aislamiento que requiere, lo que implica estar sin ver a la familia.

“En México se tiene una cultura que si en la familia hay un enfermo todos quieren estar al pendiente, visitándolo, atendiéndolo, o estar en el hospital esperando conocer que su paciente va saliendo adelante”, dijo tras añadir que gracias a la tecnología hoy por redes sociales se mantiene comunicado con sus seres queridos, lo que le ayuda mucho para no sentirse solo.

Con toda esta experiencia, Miguel Ángel Cervantes Mendoza aclaró que en Izúcar de Matamoros, la población no está respetando las medidas preventivas, provocando que el hospital de este lugar se sature.

Dijo que lo mismo ocurre con el servicio médico de la ciudad de Puebla ya que muchos izucarenses están yendo a recibir atención médica a la ciudad de Puebla, aunque se desconoce porque lo hacen.

“En Puebla, los tratamientos, a nivel particular está saliendo caros, y todo esto se puede evitar tan solo llevando las medidas preventivas necesarias”, acotó tras reiterar que la gente debe acudir a los consultorios cuando registren los primeros síntomas, pues quienes acuden cuando tienen miedo, lo que hace que se sature el sistema de salud pública, algo que recurrente en todo el país.

 

Foto Lidchy Cano

 

agb

Vistas: 1309



Programa