*

Domingo, 9 de Agosto de 2020

Willy, construyó y terminó de cheff en NY cuando el covid19 lo alcanzó

“Te vamos a extrañar, pero mejor ve a casa tío Willy”, manifestó su sobrino antes de enviar sus cenizas a Atlixco
Lunes, 13 de Julio de 2020 14:40
|
Lena Velázquez

Atlixco, Pue.- La familia Ortiz, en esta ciudad, tiene una sensación agridulce este lunes. “Seguimos tristes por la fatal noticia ocurrida en abril pasado. Pero al mismo tiempo tenemos alegría por tener de regreso en casa a uno de nosotros”.

VIDEO Ceremonia de repatriación de cenizas de migrantes poblanosVIDEO El peor fin de semana para Puebla con 767 nuevos contagios por Covid19Es la historia de un poblano, de un atlixquense, cuyo sueño americano quedó cortado de tajo por la pandemia del coronavirus en Nueva York: Arnulfo Huerta Trinidad.

“Tus últimas horas en ese país. Ya pronto estarás con nosotros”, escribió Doris, una de sus hermanas en las redes sociales un par de días antes de encontrarse nuevamente.

Willy, como era conocido en la familia de aquí y de allá, tenía 55 años de edad y más de 30 de vivir en la Unión Americana. De un momento a otro comenzó a sentirse mal. Esto en plena devastación por el Covid19 en esa ciudad de los rascacielos.

“Todavía llegó al hospital a pie. Estuvo internando varios días y hasta escribió a la familia de Atlixco. Voy a recuperarme, dijo por última vez”, destacó Germán, el otro hermano.

Sin embargo, el destino escogió otro camino. A las 14 horas de hoy lunes sus cenizas metidas en la urna, traídas desde Nueva York en un avión, recibirán un homenaje de las autoridades estatales. Y después entregadas a su hermano Germán.

“A las 4 de la tarde ya estará con nosotros. En su casa, en su tierra. No de la manera esperada, pero al final de cuentas aquí... donde descansará en paz”, reconocieron los suyos.

Atlixco es el municipio en Puebla con el mayor número de migrantes muertos en Estados Unidos por esa pandemia.

 

 

¿Quién era Willy?

Al llegar a Estados Unidos, Arnulfo laboró primero en la industria de la construcción. Pero después encontró ánimos y mejores oportunidades en restaurantes como cheff hasta aquel 19 de abril cuando a las 17:00 horas perdió la batalla contra el coronavirus.

Sin hijos y esposa, vivía con algunos sobrinos, quienes aún recuerdan los momentos en los cuales era el centro de la atención por el buen humor de casi siempre. “Te vamos a extrañar, pero mejor ve a casa tío Willy”, lanzaron al salir de la iglesia en Nueva York donde entregaron las cenizas.

Este día, el gobierno del estado llevó a cabo una ceremonia para los restos de 105 compatriotas, cuyas cenizas regresaron a territorio poblano y serán entregadas a sus familias para que descansen en sus lugares de origen.

Fotografía Cortesía

clh

Vistas: 1080