*

Miércoles, 30 de Septiembre de 2020

Exceso de violencia contra un delincuente podría llevarte a la cárcel

De acuerdo con la ley, al agredir al delincuente, la víctima se convierte en victimario y es sometida al aparato de justicia como un presunto delincuente
Viernes, 7 de Agosto de 2020 13:43
|
Municipios Puebla

En los últimos tiempos defenderse de un delincuente se ha vuelto algo más común de lo que se cree, uno de los casos más recientes y que se popularizó en todas las redes sociales es el del sujeto de la combi, quien intentó asaltar a los pasajeros, pero estos se defendieron y su intento su robo fue frustrado y el terminó muy golpeado, en la calle y sin ropa.

VIDEOS Héroes ciudadanos, así se han defendido de asaltantesLuego de eso mucho se ha dicho sobre si los sujetos que se defendieron podrían ser encarceladossi solo se defendieron” o “descargaron el coraje que día a día se vive en todo el país”, ya que muchas veces, cuando te asaltan, entregas las cosas y no haces más, pero cuando las personas tienen la oportunidad de defenderse lo hace sin pensarlo dos veces.

Ahora bien, a continuación, te explicaremos lo que dice la ley sobre defenderte de un delincuente; de acuerdo al artículo 66 del Código Penal del Estado de México, el exceso en la legítima defensa, es penado con cárcel.

Los castigos podrían ir de los seis meses a los siete años de prisión y de treinta a noventa días de multa. Sin embargo, en el mismo apartado, también se establece que “en ningún caso la pena exceda de las dos terceras partes de las que correspondería al delito simple”.

La legítima defensa es aceptada y no es considerada un delito, pero excederse en ella (como sucedió en el caso de la combi) sí, aunque imputar estas acciones como un delito es a consideración de un juez, así lo señaló la especialista Beatriz Azolini, de la Universidad Autónoma de México (UAM).

A nivel nacional, los códigos penales de varios estados en México, castigan el exceso de la legítima defensa, como por ejemplo dejar inconsciente a una persona o golpearlo mientras esté en el suelo, ya que esto se considera ante la ley un delito grave.

De acuerdo con la ley, al agredir al delincuente, la víctima se convierte en victimario y es sometida al aparato de justicia como un presunto delincuente hasta que se demuestre lo contrario, sin embargo, en estos casos el abogado defensor debe acreditar la legítima defensa para desvirtuar el delito que se le imputa a su defendido.

Imagen Especial

ES

Vistas: 6083