*
Lunes, 4 de Julio de 2022

Colosio y las decepciones políticas

Luis Donaldo Colosio Riojas iría por la presidencia municipal de Monterrey
Viernes, 27 de Noviembre de 2020 09:20

A principios de año todo parecía claro. Luis Donaldo Colosio Riojas iría por la presidencia municipal de Monterrey, mientras que Samuel García Sepúlveda sería el abanderado para buscar la gubernatura de Nuevo León. Con ellos, Movimiento Ciudadano llegaría fuerte a junio de 2021.

Argentina, covid cortesía de Maradona. La Guadalupana. Y el NO de Merkel a esquiarSenado quita fuero a legisladoresNo es tan joven ya: Colosio Riojas es abogado, tiene 35 años y está abiertamente metido en la política desde hace cuatro, cuando García Sepúlveda, ahora senador de 32 años, lo invitó, a él y a su amigo Agustín Basave Alanís, a ser parte fundamental del partido en el estado.

Ahora Basave es dirigente de MC para Nuevo León. Colosio es diputado local por mayoría y jefe de la bancada naranja; ha jugado un papel importante en el Congreso y ha visto crecer su imagen como alguien sensato y carismático.

Desde el domingo pasado, Samuel García es precandidato a gobernador. Sin embargo, Colosio no se registró para Monterrey. Y, sorpresivamente, no asistió a los rituales de inicio de precampaña de su compañero. Es que de enero a la fecha han pasado muchas cosas. Primera: la imagen política de Samuel García entró en una etapa de deterioro en sus conocidas redes sociales.

Segunda: MC abrió explícitamente la puerta para otros aspirantes a la gubernatura y en particular para Colosio, con quien veía, además, la posibilidad de una alianza con el PAN, opositora de la ola morenista.

Tercera: Colosio vio la oportunidad y se apuntó. Hace diez días, MC presentó oficialmente a sus dos contendientes hacia la gubernatura.

Y ahí empezó la bronca. Colosio pidió que la decisión fuera el producto de una elección abierta: no se hizo. Que fuera en alianza con otro partido: no se dio. Le quedó claro entonces que no habría una oportunidad para él. Que Samuel sería el bueno, sí o sí... lo cual parecía, al menos desde fuera, una obviedad.

Se bajó de la competencia. Y se guardó. Según sus compañeros de partido, ahora Colosio está lastimado, molesto, decepcionado. Se siente engañado, invitado a una contienda que no fue tal.

Algunos dirigentes de otros partidos, como el PAN y Morena, lo han invitado a que vaya con ellos. Concretamente, a que participe en sus propios procesos. Él lo está tomando en serio, según dijo.

Pero no está tan fácil. Ante todo, por razones de congruencia personal, especialmente en el caso de Morena. Desde MC, Colosio se ha montado en el tema del pacto fiscal y ha sido impulsor de una alianza opositora en el estado con el PAN, “... porque iría en favor de los mejores intereses de Nuevo León y coincidiría con la preferencia de la mayor parte de su ciudadanía”, según escribió al abandonar. “Esto lo he dicho siempre; he sido consistente y me mantengo firme en esta posición”.

Por otro lado, en el PAN Colosio sí podría ser candidato a gobernador, pero es muy improbable. Vencido el plazo para registrar alianzas, debería entrar en una selección interna cuyas reglas ya están acordadas y asentadas. No hay vuelta: tendría que inscribirse el 12 de diciembre y, después de un período de precampaña, participar en una elección entre militantes. No lleva las de ganar.

¿Existe la posibilidad de un regreso a MC a buscar la alcaldía de Monterrey? Formalmente, sí: depende de cómo asimile los embates de la política.

Columna Catarata de Luis Petersen Farah en Milenio

Fotografía twitter

clh

Vistas: 864