*

Jueves, 4 de Marzo de 2021

Cambiará la relación con México

El gobierno de México tendrá que prepararse para una nueva relación con Estados Unidos
Miércoles, 13 de Enero de 2021 13:50
|
Municipios Puebla

El gobierno de México tendrá que prepararse para una nueva relación con Estados Unidos porque las formas de Joseph Biden, su visión del mundo, de la vecindad, de la cooperación, son totalmente distintas a las de Donald Trump.

Nueva York cancela contratos con empresa de Trump tras asalto al CapitolioCómo destruir un legado-¿Habrá venganza por el apoyo del presidente mexicano a Trump en la campaña?

-No, no. El pasado quedará en el pasado. Hay demasiados temas en la agenda como para detenerse en pleitos de escuela secundaria.

Quien así opina es Shannon O’Neil, la prestigiada investigadora en jefe de estudios sobre América Latina del Consejo de Asuntos Exteriores, con sede en Nueva York.

En entrevista, analiza para EL FINANCIERO los puntos de enfrentamiento que se prevén entre los gobiernos de AMLO y de Biden. Puntualiza: cambio climático, democracia, transparencia, derechos humanos, relaciones con la prensa, sector energético y seguridad en general, si México no acepta colaborar.

No es intervencionista esa temática, pues responde a una realidad que cada día se hace más palpable: “lo que pasa en México impacta en Estados Unidos y viceversa”.

O’Neil explica que a Trump sólo le importaba que México atrapara migrantes, y no daba importancia al resto de los temas. Eso cambiará. Biden tendrá un gabinete que funciona, con una política definida hacia México. Los secretarios, subsecretarios (el Congreso) van a jugar su papel y ya no habrá un Jared Kushner que lleve la relación.

Sintetiza: a partir del 20 se enero habrá una relación institucional que no la había con Trump, y Ebrard va a tener que hablar con Blinken (Antony, próximo secretario de Estado) y con el subsecretario para el hemisferio occidental.

El nuevo embajador de Estados Unidos en México hablará con la prensa, con los actores políticos, sociales, empresarios, gobernadores. Será diferente.

-El ofrecimiento de asilo a Assange, ¿fue una provocación a Biden? ¿Viene un giro anti-EU en el gobierno de México?, pregunto.

-Más bien creo que AMLO está tratando de marcar su territorio ante Biden. Aunque se ve extraño lo del asilo a Assange, por el tema de violencia hacia las mujeres (de lo que está acusado en Suecia).

Habrá que ver cómo actúa el gobierno mexicano en esta nueva relación, porque –dice Shannon O’Neil– hay una parte de Morena que sí entiende cómo funciona el mundo: Romo, Graciela Márquez, Gerardo Esquivel (ya ninguno está en el gabinete), y hay otra parte que busca regresar a la década de los setenta.

La autora de Dos naciones indivisibles retoma el principal tema de la agenda de Biden (aparte de los internos que son Covid y economía), que es el cambio climático:

“México es uno de los pocos países en el mundo que tiene una política pública de regresar a las energías fósiles, a las energías sucias del pasado. Eso va a ser muy difícil en la relación. Estados Unidos va a iniciar desde el comienzo de la administración Biden a reducir emisiones”. Ahí habrá un punto de conflicto.

Otro más, en esa materia: el próximo gobierno “va a defender los derechos de las compañías en el sector energético. México no está cumpliendo con los contratos y cambia las reglas. Habrá conflictos por incumplir contratos y acuerdos”.

La investigadora en jefe del Consejo de Asuntos Exteriores apunta que tanto en el Congreso como en el equipo del presidente Biden “están preocupados por el creciente papel de los militares en México”. Los derechos humanos son fundamentales en la relación bilateral. Veremos mucho de ese tema en los siguientes años: derechos humanos.

Migración vuelve a ser un problema serio en estos meses. En octubre y noviembre recientes subieron mucho los flujos de migrantes: setenta mil al mes. Hemos llegado a los mismos niveles que hubo cuando la situación hizo crisis con Trump, señala O’Neil.

“Habrá que rehacer el sistema migratorio, que fue destruido, y los dos gobiernos deberán trabajar para controlar el flujo de personas”. Es decir, el problema está de regreso.

¿Seguridad? Con Trump no era importante el tema de la seguridad, “y ahora veremos un enfoque prioritario a ese tema, seguridad, a las organizaciones criminales internacionales. Hay que renegociar la Iniciativa Mérida porque no está funcionando”.

Reitera Shannon O’Neil en la larga videollamada Miami-Nueva York: “en el nuevo gobierno no son de venganzas. Son profesionales. Harán cumplir los acuerdos”.

 

 

Columna de Pablo Hiriart

El Financiero

Vistas: 583