*

Jueves, 15 de Abril de 2021

Huitzilan ejemplo de paz y progreso para el pueblo

Se ha convertido en el ejemplo de lo que puede lograr el pueblo organizado cuando se une: tranquilidad social, progreso y bienestar
Miércoles, 24 de Febrero de 2021 22:39

Huitzilan de Serdán, Puebla. El presente de Huitzilan no se puede explicar sin analizar su pasado; para trazar su futuro promisorio, necesitó no olvidar su historia, sino trabajar de manera organizada, en unidad, con la fuerza de un solo hombre y con la luz del único hombre que, sin importar el peligro, les tendió la mano en un momento en que por todos lados les cerraron las puertas: el Maestro Aquiles Córdova Morán, secretario general del Movimiento Antorchista Nacional. Todo esto para lograr su más grande anhelo: la paz y el progreso.

Ahora Huitzilan ya es de progreso, ya ve el futuro con claridad; ahora está con un pie al frente en el desarrollo de los pueblos, y se ha convertido en el ejemplo de lo que puede lograr el pueblo organizado cuando se une: tranquilidad social, progreso y bienestar; es un ejemplo para los pueblos que buscan su libertad, la verdadera libertad. Huitzilan es, en una frase, el rubí de la Sierra Norte.

“El progreso que ha alcanzado Huitzilan tiene que ver con un desarrollo histórico, con muchos polos de desarrollo en el municipio, logrado a través de muchos años de lucha, de esfuerzo, de sacrificio y que vienen de un proceso histórico, pero que es a partir del 21 de marzo de 1984 cuando el pueblo de Huitzilan se organiza en el Movimiento Antorchista, y cambia su historia, de ser una época de terror, violencia y asesinatos, a una nueva vida con un futuro más promisorio”, dijo en entrevista Adalid Córdova Muñiz, integrante del comité seccional del Movimiento Antorchista en Zacatlán, y quien pasó 10 años de su vida dirigiendo al pueblo huitzilteco.

Al respecto, Córdova Muñiz recordó que el municipio fue víctima de ambición de un cacicazgo retrógrada, que llevó a la clase más desprotegida a sufrir grandes vejaciones e injusticias, al grado de perder sus tierras y su dignidad. En la década de los 70, hartos de la situación que se vivía, un grupo de hombres nobles buscaron el apoyo de una organización llamada Unión Campesina Independiente (UCI), quien bajo el lema de que se les repartiría tierras a todos los campesinos, entró al municipio para ayudarlos pero con armas en la mano.

La UCI, explicó, deformó sus ideales porque sus líderes murieron en los primeros años de su entrada y dio paso a un grupo de hombres que con armas en manos y sin una educación política, se convirtieron en los pistoleros del pueblo convirtiendo la de por sí historia de terror de Huitzilan con el cacicazgo, en un municipio donde vivir ya no era posible. Las consecuencias, destacó, fue la expulsión por sobrevivencia de más de la mitad del pueblo, la quema de casas y el robo de huertas y cosechas de quienes tuvieron que abandonar sus hogares por buscar la tranquilidad en otro municipio; la violación de cientos de mujeres y el asesinato de más de 150 personas.

El líder antorchista detalló que no se cuentan con datos concretos del número de gente que falleció, pues a muchos ni siquiera los pudieron levantar y fueron devorados por los perros, pues existía la amenaza de los pistoleros de asesinar a quienes lo hicieran. Agregó que el pueblo de Huitzilan no sólo sufrió violaciones a sus derechos por parte del cacicazgo, sino por un grupo de pistoleros que se adueñaron del municipio a base de amenazas, asesinatos y violencia, situación que no soportó el pueblo y que como todo proceso histórico buscó a ayuda para cambiar su situación.

Antorcha, la luz que llegó a iluminar Huitzilan

“El pueblo de Huitzilan, a través de sus mejores hombres, de sus mejores representantes, se organizaron para buscar apoyo en el Movimiento Antorchista. Esos hombres son quienes han estado al frente del municipio, hombres comprometidos con su pueblo, hombres humildes, hombres trabajadores que a la fecha, muchos ya no están con nosotros, que cayeron en la lucha; y otros siguen  aquí, con nosotros, después de 37 años, luchando; muchos fueron autoridades y siguieron luchando, velando y vigilando que su municipio se desarrollara y ahora se convirtiera en un mejor municipio para sus hijos y, que hoy vemos florecer no solamente el aspecto material, hoy lo vemos florecer con profesionistas que le dan otra perspectiva de desarrollo al municipio, otro futuro más promisorio”, destacó.

Narró que un grupo de hombres, encabezados por Francisco Luna Gobierno, Ramírez Velázquez, Sebastián Manzano, Bartolomé Tadeo, Mariano Pasión y otros, buscaron apoyo con los diferentes partidos políticos, organizaciones campesinas y gobiernos de todos los niveles, obteniendo una negativa de apoyo a la situación que se vivía en Huitzilan; sin embargo, no se dieron por vencidos y buscaron a la organización, entonces, de Antorcha Campesina, de quien habían escuchado, como la última esperanza. En 1983 se reunieron, en Tecomatlán con el líder de este Movimiento Aquiles Córdova Morán, quien no dudó en apoyarlos y los orientó.

“La única forma de salvar a Huitzilan era organizando al pueblo, sólo con la fuerza del pueblo sería posible lograr la libertad”, dijo el líder social. De ahí la tarea del grupo de buscar a todas las familias que habían escapado de la situación de violencia, para organizarlos, dar la lucha y a través de manifestaciones y mítines, lograr que el gobierno enviara un destacamento de la policía al municipio, mientras los pobladores, colocando a un candidato, ganar las elecciones y entrar con el nuevo presidente de Huitzilan, para iniciar una nueva etapa.

Fue el 21 de marzo de 1984, puntualizó Córdova Muñiz, cuando cientos de huitziltecos, encabezados por el nuevo presidente Ramírez Velázquez Gobierno, entraron a Huitzilan para cambiar el rumbo de la historia.

“A partir de esa fecha la gente de Huitzilan ha hecho una tarea Titánica. Gracias al trabajo dirigido por el Movimiento Antorchista y la unidad de los huitziltecos, se ha traído desarrollo, progreso y bienestar para toda la población. No sólo para los antorchistas, sino para toda la población. Eso ha generado, ha propiciado que Huitzilan sea un rubí de la Sierra Norte de Puebla. Muchos se preguntan cómo es que Huitzilan, después de estar mucho tiempo atrasado, ahora puso un pie adelante.

Esto es, enfatizó el líder social, gracias a que desde 1984 el pueblo de Huitzilan ha venido trabajando con gobierno comprometidos con su pueblo, lograron un desarrollo acelerado, gracias a que los años de lucha permitieron formar a grandes profesionistas comprometidos con defender los intereses de quienes dieron su vida y su esfuerzo para lograr la paz, para que ahora sean ellos, más preparados y con conciencia de clase, quienes encabecen la administración.

Ese fue el caso del Lic. Manuel Hernández Pasión, un joven abogado que fue presidente municipal de 2014 a 2017, y que fue asesinado por las balas enemigas del cacicazgo de la región, toda vez que se convirtió en uno de los líderes más importantes de la sierra, al lograr un acelerado desarrollo en su municipio y una inversión histórica de más de 700 millones de pesos en obras y apoyos que continuaron con el proceso de transformación de Huitzilan y que lo colocaron como ejemplo de progreso.

Ahora no está Manuel, dijo Adalid Córdova, pero quedan varios profesionistas y jóvenes huitziltecos que han tomado las riendas del municipio y que están dando la lucha para mantener el logro más soñado por el pueblo huitzilteco: la paz.

Finalmente resaltó: “Huitzilan es un ejemplo de que se puede salir de situaciones difíciles, es ejemplo de cuando se organiza el pueblo, se puede salir adelante y puede llegar a cumplir esos anhelos de desarrollo, de progreso, de libertad; ese desarrollo que todo ser humanos busca por naturaleza. Ese es el ejemplo que le puede transmitir el pueblo de Huitzilan a todo el pueblo de México”.

 

aj

 

Vistas: 3037