*

Martes, 31 de Marzo de 2020

Negarán visa de turista a mujeres embarazadas

25 Enero, 2020
Érika Nieto

Hace exactamente un año en este mismo espacio comentábamos sobre la “ilegalidad del turismo de maternidad” y sobre la intención que ya tenía en ese momento el mandatario norteamericano Donald Trump de frenar a los matrimonios que pagaban, en la clandestinidad, por paquetes de maternidad en Estados Unidos con el objetivo de lograr la ciudadanía norteamericana para sus recién nacidos, usando solamente su visa de turista.

A partir de este viernes, la autoridad migratoria, por instrucciones de la Casa Blanca, negará la visa de turista y de negocios a aquellas mujeres que expresen su interés por ir a ese país para tener su parto y de esta manera lograr la ciudadanía norteamericana para su recién nacido.

A pesar de que esta medida generó indignación en diversos sectores políticos y sociales bajo el argumento de que una mujer embarazada no representa peligro para la seguridad nacional del país, lo cierto es que Donald Trump tiene razones fundamentadas en cifras para estar en contra de la enmienda número 14 de la constitución de Estados Unidos que favorece a cualquier persona nacida en territorio norteamericano con la nacionalidad.

Según una investigación de Telemundo tan solo en el año 2012 aproximadamente 36 mil extranjeras dieron a luz en ese país a través del turismo de maternidad, muchas de ellas de origen oriental que acuden, principalmente, a hospitales en California.

Pero el total de las cifras dice, según el Instituto de Política de Migración, que son más de 5 millones de nacidos en ese país cuyos padres no son ciudadanos americanos.

Además, las mujeres que dan a luz bajo estos términos quieren aprovechar la oportunidad de la ciudadanía de su bebé para quedarse a vivir en ese país argumentando una falsa protección por la nacionalidad recién obtenida por su hijo. Sin dejar a un lado el interés de estos matrimonios de que cuando su hijo cumpla la mayoría de edad podrá otorgar su ciudadanía a sus padres. Lo que también es falso y forma parte de la muy rechazada por Trump, cadena de migración.

Así que, a partir de este viernes, aquellas mujeres que tengan la intención de atenderse médicamente estando embarazadas, enfrentarán cuestionamientos muy concretos por parte del cónsul. Primero que nada, deberán comprobar si tienen dinero suficiente para pagar cualquier atención médica; en segundo lugar, deberán convencer al cónsul de que su intención no es tener a su bebé en ese país, de lo contrario, su solicitud de visa turística o de negocios será rechazada.

Y es que, según datos del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas quienes promueven estos paquetes cobran entre 40 mil y 80 mil dólares a las mujeres o matrimonios que buscan la ciudadanía para sus menores, generando ganancias millonarias para grupos que actúan ilegalmente. Ya lo dijo un agente especial de ICE en Los Ángeles, California: “El estilo de vida estadounidense no está a la venta” y Donald Trump no se detendrá hasta modificar este apartado constitucional.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 448