*

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Desencuentro entre autoridades municipales

14 Febrero, 2020
La corte de los milagros

Este lunes se reunieron en el Salón de Protocolos del Palacio Municipal los presidentes auxiliares de la capital con la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco y algunos de sus colaboradores.

La reunión no fue precisamente tersa, ya que los presidentes auxiliares se quejaron de abandono, de la falta de apoyo para la realización de obras comunitarias, y del condicionamiento político de los programas sociales.

Pero también de la decisión de ya no entregarles los recursos destinados a los salarios de sus regidores, y de los descuentos qué éstos han sufrido después de que el ayuntamiento resolvió pagarles directamente a través de tarjeta.

La reunión inició una hora después de lo previsto y Claudia Rivera se retiró de ella a los 30 minutos de haber comenzado. La presidenta se levantó de su asiento y no les dijo a los presidentes auxiliares que ya no regresaría, lo que provocó la molestia de algunos de ellos.

De los 17 presidentes auxiliares, no llegaron dos: José Baraquiel Calva de San Felipe Hueyotlipan, y Javier Maravilla Morales de San Baltazar Tetela.

En su intervención no muy conciliadora, Claudia Rivera les dijo que les gustara o no ella era la presidenta municipal y que tenía la intención de trabajar con ellos, pero que si no lo entendían entonces bajaría de manera directa los apoyos de obras de pavimentación, drenaje y alcantarillado y programas sociales del DIF y Presupuesto Participativo.

En el Salón de Protocolos se hizo acompañar del secretario de Gobernación, René Sánchez Galindo; de Infraestructura José Israel Román Romano; de Bienestar, Marcela Ibarra Mateos, y del coordinador general de la Secretaría de Seguridad Pública, José Tlachi Meneses, quienes se quedaron después de que la presidenta se fue.

Todos ellos oyeron las quejas de los presidentes auxiliares Miguel López Cosca de Romero Vargas, Otilio Flores Navarro de Santo Tomás Chautla, y Roberto Luis González de San Miguel Canoa.

Los tres se quejaron de la falta de obras y recursos para realizarlas, de la exclusión de recursos del Presupuesto Participativo, cuando las obras no son del agrado de la presidenta, y del poco apoyo en temas de seguridad pública, rondines policíacos y la entrega de patrullas.

Los presidentes también hicieron una solicitud de aumento a sus salarios, y transmitieron la queja de sus regidores de que ahora cobran menos que antes, por la retención de impuestos.

En suma: el encuentro de la alcaldesa con sus presidentes auxiliares la tarde noche del lunes, en realidad fue un desencuentro, donde unos y otros se comprometieron a trabajar juntos, pero no por convicción y por hacer equipo, sino por mera conveniencia.

***

Correos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://m.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Vistas: 215