*

Jueves, 23 de Septiembre de 2021

Otro logro del Gran Telescopio Milimétrico instalado en Puebla

17 Abril, 2020
Leticia Montagner

Debido a la pandemia del coronavirus, el pasado 7 de abril hubo una noticia de astronomía que pasó inédita en el mundo y en especial en Puebla. Todas las informaciones de esos días se dedicaban a grandes titulares y espacios a la enfermedad que asuela hoy al mundo.

El Gran Telescopio Milimétrico (GTM), del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), instalado en el cerro de La Negra en las faldas del volcán Citlaltépetl o Pico de Orizaba, en tierras poblanas y que forma parte del proyecto internacional EHT, mostró la primera imagen de un chorro o jet relativista de materia, emitido desde un hoyo negro.

El proyecto internacional Telescopio del Horizonte de Eventos (EHT por sus siglas en inglés), presentó la primera imagen real de una gran emisión de materia emitida desde un hoyo negro y dirigida justo hacia la Tierra.

Los chorros o jets están compuestos de núcleos atómicos y generalmente se asocian a los discos de acreción (crecimiento de un cuerpo grande con otros menores) donde se forman.  La imagen complementa la obtenida hace un año sobre un hoyo negro y dará información inédita sobre estos fenómenos en galaxias activas.

Desde el Instituto de Radioastronomía y Astrofísica (IRYA) de la UNAM, con sede en Morelia, Michoacán, Laurent Loinard, integrante del proyecto, explicó que el objeto captado, es el Cuásar 3C 279, una galaxia a cinco mil millones de años luz de distancia observada en la dirección de la constelación de Virgo.

Este objeto fue clasificado como Cuásar porque un punto de luz en su centro brilla intensamente, aumenta y disminuye su brillo cuando grandes cantidades de gases y estrellas caen en el disco de acreción alrededor del agujero negro gigante, que se estima existe en su interior.

Uno de los grandes problemas de la astronomía sobre este tipo de objetos es saber cómo se forma este chorro y cómo es que se colima, es decir, como adquiere esa estructura.

Se ha calculado que el agujero negro tiene aproximadamente mil millones de veces la masa del Sol, es decir, es 200 veces más masivo que el agujero negro en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

Y se ve en las imágenes que el agujero negro arroja algo de gas hacia afuera en dos finos chorros de plasma (gas muy caliente) con forma parecida a la de una manguera a velocidades cercanas a la velocidad de la luz.

Con estos resultados, que son publicados en el número más reciente de la revista internacional Astronomy & Astrophysics, se cuenta con los detalles más nítidos para ver mejor el chorro hasta el disco de acreción, que se espera exista en su base y ver el disco y el chorro en acción.

El conjunto de telescopios milimétricos que se sincronizan para captar estas imágenes y que actualmente forman la red EHT son el Gran Telescopio Milimétrico (GTM) de Puebla, México; Atacama Large Millimeter Array (ALMA) de Chile; South Pole Telescope (SPT) en el Polo Sur; Atacama Pathfinder Experiment (APEX) en Chile; James Clerk Maxwell Telescope (JCMT) en Hawái; Submillimeter Array (SMA) en Hawái; Submillimeter Telescope (SMT) en Arizona y el Instituto Radioastronómico Milimétrico (IRAM) 30-m en España.

El 10 de abril de 2019, se publicó la primera imagen del agujero negro dentro de la galaxia Messier 87 captada mediante el proyecto EHT.

Qué bueno que Puebla figure en este tipo de eventos astronómicos. Lástima de la falta de difusión debido a la pandemia.

leticia_montagner@hotmail.com

Vistas: 1175