*

Jueves, 2 de Julio de 2020

Amnistía Internacional defiende a migrantes detenidos

2 Mayo, 2020
Érika Nieto

La organización no gubernamental Amnistía Internacional emitió una serie de recomendaciones a diversos sectores del gobierno de Estados Unidos ante la creciente preocupación por el aumento en los contagios de coronavirus entre los miles de migrantes detenidos en los 200 centros en todo territorio norteamericano, principalmente ocasionados por las escasas medidas sanitarias y el hacinamiento.

El único centro de detención que fue obligado a liberar a decenas de migrantes sin documentos es el de Otay Mesa en California después de que un juez determinara su libertad luego de que más de 84 detenidos y 8 empleados dieron positivo en Covid-19 oficialmente, ya que los reclusos afirmaron que hay más casos que no se han dado a conocer.

En centros de detención de Arizona también se detectaron casos de migrantes contagiados y puestos en cuarentena, aunque el primer estado en reportar contagios de migrantes detenidos fue Nueva Jersey.

Organizaciones civiles como la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés) esta entablando demandas en contra de la autoridad migratoria para que reduzca la población en los centros de detención, pero también para que reduzca los operativos de detención fronteriza, sobre todo cuando se trata de familias completas que viajan con menores de edad.

 Y es que según el reporte de Amnistía Internacional el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) mantiene recluidas a casi 40.000 personas en más de 200 centros de todo el país. Lo que esta generando el reclamo de los internos ya que desde hace meses denuncian condiciones de alto peligro en higiene y saneamiento no solo de las instalaciones, provocadas por el hacinamiento, sino que también la escasez en materiales sanitarios para los reclusos como jabón para lavarse constantemente las manos o atención médica oportuna para quienes han presentado síntomas.

Condiciones que según la ONG “incrementan innecesariamente el riesgo de contagio” no solo entre los migrantes sino entre el personal de estos centros y las familias que están en contacto con ellos.

Sin embargo y pese al miedo por la contingencia sanitaria, aunque Estados Unidos es uno de los países con más contagios a nivel mundial, sin importar el miedo que prevalece por la cantidad de deportaciones hacia México o Guatemala con migrantes contagiados con el virus en los vuelos de retorno, los migrantes no se detienen y los polleros tampoco, así que hace unos días las autoridades norteamericanas detuvieron a un tráiler con casi 40 indocumentados en su interior en Laredo, Texas.

Apenas en marzo pasado rescataban a 171 más en las mismas condiciones de traslado en Tamaulipas y otros 57 más también en Laredo, Texas. Según la orden del gobierno federal los migrantes ya no serán transportados a un centro de detención sino inmediatamente deportados a territorio mexicano, aunque algunas organizaciones civiles argumentan que todavía llegan migrantes a los centros de detención.

Mientras tanto los contagios van a la alza en Estados Unidos y son 12 estados los que reportan casos en sus centros de detención en una propagación del virus que parece no detenerse.

Comentarios vía twitter: @erinife

Correo electrónico: erinife23@gmail.com

Vistas: 613