*

Martes, 21 de Septiembre de 2021

La historia del cerro de San Juan

14 Septiembre, 2021
Leticia Montagner

Pocas personas se han dedicado al estudio del famoso Cerro de San Juan, donde se asienta en Puebla Capital, la otrora famosa colonia residencial La Paz, hoy día convertida en zona comercial y de oficinas.

Entre los principales antecedentes figura lo escrito por Antonio Carrión, quien publicó textos en la Historia de la Ciudad de Puebla de los Ángeles en 1897, consultando documentos coloniales.

Escribió que los indios traídos como peones para abrir las primeras brechas e iniciar la construcción de las primeras 40 casas de lo que sería la ciudad española, se establecieron en diferentes colinas y cerros en torno a una zona arbolada que había sido elegida para fundar la urbe.

Los tlaxcaltecas se establecieron en la colina llamada Xilotzingo, que quiere decir Lugar de la Mazorca Tierna, cerca de San Baltasar Campeche; los huejotzincas en el cerro Ahua Cuetlepetl, Agua que Corre a la Falda del Cerro, donde hoy están los fuertes de Loreto y Guadalupe y los tepeaquenses en el cerro de Centepetl, Cerro de la Diosa del Maíz, hoy conocido como cerro de San Juan, en la colonia La Paz.

En las Memorias de Porfirio Díaz, Capítulo LXXIX, Tercer Sitio de Puebla, del 9 al 31 de marzo de 1867, escribió que con la fuerza organizada de Huamantla emprendió la marcha sobre la plaza de Puebla, a donde llegó el 9 de marzo de 1867 y ocupó sin resistencia el cerro, donde estableció su Cuartel General.

La casa de Manuel María de Zamacona, situada en la cima del cerro de San Juan, l sirvió de alojamiento durante todo el sitio. Zamacona mandó a su familia a Cholula, en donde él pasaba las noches.

En 1903 se abre en los terrenos del Rancho una nueva avenida que habría de comunicar el distante Cerro con la Ciudad de Puebla, bautizando primeramente Avenida del Vencedor, en honor a Porfirio Díaz. Más tarde se le llamaría Avenida Morelos, luego Avenida Vicente Guerrero, siendo más común Avenida de la Paz. Finalmente en 1925 fue Avenida Juárez

LA HISTORIA MODERNA

En la época moderna, los empresarios Rómulo O’Farril, Francisco Rodríguez Pacheco, Ramón Recasens, Ricardo de la Parra, José Luis Alarcón, Rómulo O’Farril Jr. y Alejandro Romero se habían propuesto fraccionar el cerro de San Juan para agrandar la ciudad hasta el río Atoyac y convertirla, según esperaban, en la más grande del país después de la de México.

En la administración del Gobernador Carlos Ignacio Betancourt, se comprometieron a acelerar la construcción de la colonia destinada a ser el orgullo de Puebla, La Paz. Y así lo hicieron.

A fines de marzo de 1947 iniciaron la urbanización de la zona y planearon 2 mil lotes además de jardines y calzadas con árboles del monumento a Juárez, situado en la avenida del mismo nombre y la 25 sur hasta el puente de México, zona que incluía el cerro de San Juan. Cada lote costaría entre 26 y 80 pesos el metro cuadrado.

Los inversionistas consideraron importante que el fraccionamiento contara con un templo católico digno de sus moradores. Para ello donó el terreno uno de los principales socios de la empresa, Francisco Rodríguez Pacheco, según escribió Alejandro C. Manjarrez en El Rostro Olvidado de Puebla.

Se dirigió a Rafael Figueroa Ortega, cura de Santiago, en esos momentos estudiando en Roma el doctorado en derecho canónico, para informarle que el papa Pío XII, durante su audiencia verificada el 24 de marzo de 1947, había dado su bendición al proyecto de la construcción.

El padre Figueroa visitó en Europa diversos santuarios a fin de hacer en Puebla una réplica del que más le gustara. Fue así como se construyó la iglesia consagrada a la milagrosa Virgen del Sagrado Corazón. Actualmente es conocida como la Iglesia del Cielo.

leticia_montagner@hotmail.com

Vistas: 292