*

Lunes, 6 de Diciembre de 2021

El corte de manos al Che Guevara

14 Octubre, 2021
Sin límites

El pasado 9 de octubre, se cumplieron 54 años de la muerte del famoso guerrillero argentino cubano, Ernesto Che Guevara. Como de costumbre, hubo una multitud de declaraciones, artículos y publicaciones relacionadas con quien los cubanos llaman el Guerrillero Heroico. 

Mucho se ha escrito y hablado sobre la muerte del Che. El único sobreviviente hoy día de la persecución, detención y muerte del argentino por las tropas bolivianas adiestradas por expertos de Estados Unidos, conocidos como los Rangers, es el Doctor Moisés Abraham Baptista, asentado en Puebla desde hace más de 50 años. 

Abraham Baptista en 1967, era director del hospital Señor de Malta de Vallegrande, tenía el grado de subteniente y le ordenaron realizar la autopsia al cadáver.   

Sobre la muerte del Che Guevara han publicado libros los militares que estuvieron en el combate, los guerrilleros sobrevivientes, también los disidentes de las guerrillas, los historiadores y biógrafos del Che, los agentes de la CIA, Fidel Castro y los periodistas bolivianos. 

Solamente faltaba de hablar el único médico sobreviviente y actor de los hechos, quien realizó la autopsia al Che y vivió de cerca esos días históricos en La Higuera y Vallegrande y conoció a quienes participaron.  

En entrevista con Leticia Montagner y Raúl Torres Salmerón, en un libro inédito aún, titulado Yo Hice la Autopsia al Che Guevara, vale la pena reproducir lo expuesto por el médico en lo relativo al corte de manos del Che, como medida de identificación posterior a través de las huellas digitales, que expertos argentinos comprobaron días después y la realización de una mascarilla. 

En el aniversario 54 de la muerte del Che, vale la pena reproducir lo expuesto por Abraham Baptista en ambos temas, contenido en el citado libro inédito, en el Capítulo 6, subcapítulos 4 y 5: 

4.- El Corte de las Manos del Che Guevara.  

El doctor Abraham hace una apasionada defensa de su actuación en el asunto del corte de las manos del Che Guevara. Con énfasis y agitando las manos, reflexiona: 

“Algunos militares que no estuvieron en el lugar, dicen que el doctor Abraham le cortó las manos, pero no es cierto. El doctor Abraham pintó con tinta las muñecas donde Toto Quintanilla hacía el corte y lo fue dirigiendo. Por eso se menciona que fue un corte quirúrgico bien hecho.  

“Dirigí al militar bajo mucha presión, era una orden militar y presidencial. Yo era subteniente. El general Arnaldo Saucedo Parada, quien me menciona en su libro No Disparen… soy el Che, debe tener la conciencia negra, y quiere limpiarla, por eso dice que fue el doctor Abraham. 

“Fue Zenteno Anaya el que dio la orden de cortar las manos del Che. Era jefe de los Servicios de Inteligencia del Ministerio del Interior. También Toto Quintanilla fue quien dio la orden de cortarle las manos.  

“El cadáver del Che tenía las manos apretadas y rígidas. Empezaba el rictus cadavérico. Luego ambas manos fueron depositadas en un frasco de vidrio con formol.  

“El Presidente Barrientos quien estuvo en el lugar de los hechos, declaró posteriormente en La Paz que tenía los pulgares del Che, mismas que había cortado Toto Quintanilla. Y además dijo que el cuerpo del Che había sido incinerado.  

“Cuando recibí la orden de incinerarlo, el doctor Abraham le respondió a los militares que el cuerpo no podía incinerarse tan rápido. Tardaría varias horas. 

“Las manos del Che no las entregué a nadie. Las manos se quedaron ahí, las colocó Toto Quintanilla en un escritorio sobre un periódico, los militares al otro día desaparecieron el cadáver. “Hasta donde supe, las manos las tomó Toto Quintanilla y la mascarilla Félix Rodríguez y el capitán Mario Vargas”. 

5.- La Mascarilla que se Hizo del Che Guevara.  

El doctor Abraham abunda sobre un caso poco conocido. La realización de la mascarilla mortuoria del Che Guevara.  

“En la noche después de que al Che Guevara todo mundo lo vio y de quitarlo del lavadero, entonces lo pasamos a un cuarto. Me ordenaron sacarle una mascarilla. No había el material adecuado. La hice con una venda de gasa de dentista. Era lo único que teníamos a la mano. Le puse vaselina en la cara.  

“Yo nunca había hecho una mascarilla. No se fueron a comprar velas como aseguran algunos periodistas. La luz de poblado la quitaban por las noches a eso de las 8 de la noche. En todas las casas y oficinas siempre había buena cantidad de velas y quinqués.  

“Al quitarle la mascarilla, el Che se veía calvo, sin barba. Se veía impresionante la cara y sin las manos. Solo la CIA tomó esas fotos.  

“Resulta que a la mascarilla se le pegaron las cejas, pestañas, bigote y barba, también pedazos de piel. Los únicos que estuvieron presentes fueron Toto Quintanilla y Villoldo. Solamente se hizo una sola mascarilla”.  

En fin, como escribió Santiago Vega o Washington Cucurto, (Argentina, 1971) en su poema El Hombre con Cara de Che: 

Él se tatúa el Che en el hombro 

cuando nadie se tatuaba nada 

ni siquiera todos conocían al Che 

cuando eso ocurría, él se lo tatuó  

“¿por qué te tatuaste el Che?”, le preguntaba mi abuela 

“eso hacen los hombres que salen de la cárcel”, decía ella 

“¿y qué crees vos que es esta vida que vivimos, sino una gran cárcel?” 

 

raultorress@hotmail.com 

Vistas: 385