*
Miércoles, 5 de Octubre de 2022

La prostitución del PRI en clímax de esplendor con su "líder" Néstor Camarillo

22 Septiembre, 2022
Gerardo Pérez García
Vaya cachaza y desvergüenza del “presidente” del Comité Directivo Estatal del PRI, Néstor Camarillo Medina, al aceptar públicamente que el tricolor tiene contemplado coaligarse con el Movimiento de Regeneración Nacional –Morena- para las elecciones de Presidente de México y Gobernador de Puebla en 2024.
No cabe la menor duda que hasta en la prostitución hay clases.
Y después de que el Revolucionario Institucional fue “Rey -y Reina a la vez-”, transitó con esa dualidad por más de 70 años en el País, donde fue el más querido, deseado y anhelado, cayó en lo más bajo y sus “líderes” en México –Alito y/o Amlito- Alejandro Moreno Cárdenas y en Puebla, Néstor Camarillo, con tal de aferrarse a su coto de poder… se venden por unos pesos.
No les importa traicionar.
No les interesa batirse en el estiércol.
Ni ser exhibidos como los más promiscuos priistas.
Alito se entregó al obradorismo para no ir a prisión –su mamá Yolanda Cárdenas de Moreno también tiene orden de aprehensión, acusada por lavado de dinero en operaciones irregulares a favor de su hijo, escribió Alejandro Sánchez, columnista de El Heraldo de México-, pues tiene abiertas Carpetas de Investigación en la Fiscalía de Campeche y la Sección Instructora de la Cámara de Diputados que estaba a punto de dar entrada a la “solicitud de desafuero”, decide traicionar la alianza con PAN-PRD y sumar votos bancada del PRI en la Cámara Baja por la permanencia del Ejército en combate delincuencia hasta el 2028.
Don Néstor con –presuntas- Carpetas de Investigación en la Fiscalía de Puebla por –presuntos- nexos con cárteles del huachicol en municipio de Quecholac, que gobernó 2014-2018 durante la era Moreno-Vallista, no dudó en echarse a los brazos del barbosismo para no ir a la cárcel o tener que fugarse, como lo hicieron los alcaldes de Tepeaca y Ciudad Serdán, que estuvieron en el cargo el mismo periodo del primero y cuyas demarcaciones integran “El Triángulo Rojo”.
DEL PRIAND PASÓ AL PRIMOR
Lo anterior se concatena con el virtual “hermanamiento” del PRIMOR que cristalizó –Amlito- Moreno Cárdenas en México y Camarillo Medina en Puebla.
En amplia entrevista con El Sol de Puebla, don Néstor “abrió la posibilidad de contender con Morena para las elecciones del 2024 en Puebla”.
Dijo: “el panorama político electoral que se vislumbre en los próximos dos años será el que definirá si su partido seguirá con Acción Nacional y de la Revolución Democrática o se alía con Regeneración Nacional”.
Vaya “sinceridad” y “transparencia” de Camarillo:
“Hace tres años me preguntaban sobre la unión del PAN y PRI, era impensable. Hay unas entrevistas en las que yo criticaba al PAN y acabé cambiando mi mensaje porque se tenía que tomar una decisión extraordinaria para un momento extraordinario”.
El remate que hace a El Sol de Puebla va en concordancia a su “congruencia”:
“La alianza “Va por Puebla” goza de cabal salud en la entidad y aún no es definitiva la suspensión del PRIAND a nivel nacional, lo que marcará un parteaguas para la coalición en el estado”.
CON PRIISTAS… SÍ
CON EL PRI… NO
La respuesta de Olga Lucía Romero Garci Crespo –y/o Mónica Caballero Garci Crespo-, recién estrenada dirigente estatal de Morena, no tardó en llegar:
“Con los priistas… sí, con el PRI… no”.
Para no dejar rendija alguna y evitar que prolifere la percepción de sumar al tricolor con Morena-PT-Verde Ecologista en los comicios del 2024, la diputada con dos nombres registrados machacó:
… “Morena jamás se aliaría al PRI, un partido que ha lastimado al país”.
De ahí la prostitución de don Néstor, que no duda en ofrecer en el “mercado de carnes” a su partido a cambio de unas monedas.
En 2021, gracias al PAN-PRD, él y sus “amigos” –Jorge Estefan Chidiac e Isabel Merlo Talavera- obtuvieron una diputación local por la vía plurinominal.
Y gracias a los acuerdos soterrados con el inquilino de Casa Aguayo, el presidente de la Jucopo, Sergio Salomón Céspedes, con fórceps instaló en la Mesa Directiva del Congreso al converso “primor” Camarillo Medina.
No hay la menor duda de que el “amor tricolor” que ayer se cotizaba en dólares, hoy se tasa en centavos.
¿Qué sigue don Néstor?
Al tiempo.

Vistas: 294