*
Martes, 18 de Junio de 2024

Denuncian presuntos abusos de la Policía Ministerial de Atlixco

Acusan a ciudadano de haber comprado artículos robados y aunque realizaron dos cateos, no encontraron nada.
Jueves, 19 de Septiembre de 2013 19:45

Atlixco, Pue.- Cesar Romero Solano fue detenido por la Policía Ministerial adscrita en Atlixco; según familiares, fue golpeado y obligado a firmar una confesión por el delito de robo y compra de arte sacro.

Ordena CDH investigar abusos de policías de TeopantlánPide CDH averiguación previa contra policías de Juan GalindoEl acusado relata que tras un robo de arte sacro que se cometió en el municipio, en la iglesia de San Francisco, se logró la detención de dos personas de las que él es completamente ajeno. Lo acusan de haber comprado los artículos robados y aunque realizaron dos cateos en su domicilio y en su negocio, no encontraron nada, sin embargo estuvo preso durante cinco días.

Su esposa, Guadalupe López, bastante afectada mencionó que ahora tienen miedo, afectaron no sólo a su esposo, también a sus hijas, sobre todo a una de ellas que vio la detención y tiene una capacidad diferente.

"Lo golpearon, se lo llevaron, asustaron a mi hija que es discapacitada. Esto tiene consecuencias, no nada más en él sino en nosotros como familia, porque aparte de un sufrimiento, que no tiene uno dinero, tiene uno que conseguir, pedir prestado, que el dinero que nos pidieron y por una injusticia, por una cosa que no es".

Por su parte Felipe Ramírez Vázquez, presidente de la unión de comerciantes y colonos de Atlixco, tiene como asociado a César desde hace 17 años, por lo que duda que sea comprador de algo que se hayan robado.

"Tuvimos la lamentable situación de un compañero que fue agredido y fue víctima de abuso de autoridad por parte de policías ministeriales, lo condujeron a su recinto, ahí lo golpearon para tratar de sacarle una confesión que no era apegada a derecho. Se le acusó de que había comprado arte sacro, el cual después de haber realizado dos cateos no fue encontrado".

A pesar de que no se le encontró ningún artículo robado, terminó siendo culpable del delito de cohecho, es decir que ofreció dinero a algunos policías o al ministerio público. Pero de esto, la familia de César asegura que le fincaron este delito para justificar su detención.

La fianza fue de 28 mil pesos, los cuales “fue un sacrificio conseguir”.

"Cuando lo queríamos sacar, el mismo día nos dijeron que eran 200 mil, que jamás en nuestra vida los hemos visto, le fueron bajando hasta que lo trajeron aquí en el juzgado que salió después de los 5 días. Nos terminaron por pedir 28 mil 500 pesos, en el ministerio público nos pedían 200 mil pesos”, mencionó la esposa de César.

Cesar junto a su familia, trabajan en un bazar de diversos artículos, desde llantas, partes eléctricas, cargadores de celulares, entre otros.

Ante este presunto abuso de poder, comerciantes realizarán una marcha para exigir que la Policía Ministerial actúe conforme a derecho pues ya ha habido varias quejas por algunas detenciones.

Vistas: 5710