*

Martes, 31 de Marzo de 2020

Inoperante el Hospital Regional de Teziutlán a dos meses de inaugurado

Pacientes tienen que trasladarse hasta Tlatlauquitepec para que les realicen estudios y placas de Rayos X.
Domingo, 2 de Marzo de 2014 18:31

Teziutlán, Pue.- A casi dos meses de haber sido inaugurado, el Hospital Regional de Teziutlán todavía no ha sido entregado y se encuentra inmerso en un proceso de observación del equipamiento y la infraestructura, que impide al nosocomio funcionar con su plena capacidad.

Denuncian ex presidente malos tratos en Centro de Salud de XalmimilulcoDenuncian trato discriminatorio y déspota del director de Salud en Teziutlán“Esperamos que el hospital sea completamente operativo muy pronto, pero esto no depende de nosotros, sino de la parte técnica. Tenemos que recibir los equipos y la infraestructura. En la recepción de una obra y de sus equipos siempre se presentan observaciones. Es un proceso que no se ve, pero que se siente”, refirieron trabajadores del mismo nosocomio que prefirieron omitir sus nombres.

Señalaron que el hospital cuenta con un 70 u 80 por ciento de sus equipos ya instalados, sin embargo, la mayoría no están en funcionamiento, debido a que por ser aparatos digitales y de alta tecnológica no han podido ser conectados ante la falta de un generador eléctrico y un regulador de corriente lo suficientemente grande para soportarlos.

“Esperamos que comiencen a funcionar los equipos de radiodiagnóstico porque los exámenes (en servicios particulares) son muy caros. Lo que queremos nosotros es brindar facilidades a nuestra población para hacerse estos exámenes, pero esto no depende de nosotros, sino de que vengan e instalen los aparatos necesarios para que el equipo no reciba descargas y estos no se vean afectados porque entonces estaríamos igual”, expresaron.

La versión fue confirmada por la encargada del módulo del Seguro Popular, quien -como se escucha en la grabación que se publica adjunto a esta nota-, señaló que el nosocomio no ha sido entregado.

“Lo que pasa es que falta mucho aparato que vengan a conectar. En sí, en sí, el hospital no lo han entregado, entonces por eso, aunque estamos funcionando aquí pero faltan muchas cosas por echar a andar”, precisó.

Asimismo, refirió que el equipo podría quedar conectado finalmente en unos 15 o 20 días “falta un aparto, tienen que venir de Comisión (Federal de Electricidad) y una vez que Comisión ponga ese transformador ya vienen las empresas y conectan lo que falte. Lo que pasa es que no hay un regulador de energía, entonces sin ese regulador se pueden echar a perder muchos aparatos y no respetan garantía, por eso es que no los han conectado”, abundó.

Atención lenta y sin medicamentos

El nosocomio inaugurado a principios de enero de este año, contó con una inversión de  525 millones de pesos y se dijo  que cuenta con una capacidad para 100 camas censables, 16 consultorios para servicios ambulatorios, 2 salas de expulsión, 4 quirófanos y una plantilla de 537 personas, así como 21 especialidades médicas, entre las que destacan neurocirugía, pediatría, psicología y cirugía maxilofacial y pediátrica.

A decir de los pacientes, el hospital necesita mucho más equipo, puesto que la atención se ha vuelto peor a la que antes se tenía, ahora tardan más de una hora en atenderlos ante la falta de médicos y son los enfermeros quienes terminan revisando a los pacientes, así lo comentó la señora Socorro, quien acompañó a su esposo por una lesión en el ojo.

Explicó que aunque estaban en el área de urgencias, tuvieron que esperar más de una hora para recibir atención médica, y además cuando se dirigieron a la farmacia les dijeron que carecían del medicamento recetado porque no lo ofrecía el seguro popular.

Al igual que el caso de la señora Socorro y su esposo,  surgieron declaraciones similares entre pacientes y familiares,  en el instante en que este medio acudió a indagar sobre el servicio.

Los derechohabientes que omitieron sus nombres ante el temor de malos tratos a sus familiares, señalaron que sus pacientes están internados y que el personal no les informa sobre su estado de salud.

Aunque se dijeron inconformes con la atención recibida en el Hospital Regional, indicaron no tener la manera de llevarlos a otros hospitales debido a sus escasos recursos. “Qué le hacemos, somos pobres y aunque esté nuevo y no funcionen ni los rayos X, no tenemos para irnos a otro lugar”, se limitaron a decir.

Otro de los casos, que pudimos observar en el mismo nosocomio fue el de la señora Rocío, quien acudió con su marido, porque presentaba lesiones a causa de una caída. Ahí tampoco le pudieron realizar estudios ni rayos X, y lo mandaron a atenderse hasta el hospital de Tlatlauquitepec. De igual forma le otorgaron una parte de medicamentos, porque el resto de los recetados no los cubre el seguro popular.

El motivo también fue confirmado por la misma encargada del módulo del Seguro Popular, quien solicitó dirigirse al hospital de Tlatlauquitepec y aclaró que en caso de acudir a un servicio particular, el programa federal tampoco lo cubre.

Vistas: 7762