*

Sábado, 30 de Mayo de 2020

64 universidades lanzan un SOS: la pandemia las pone al borde de la quiebra

Piden ser consideradas como medianas y pequeñas empresas para entrar en los programas de rescate
Lunes, 6 de Abril de 2020 20:37

64 universidades de Puebla han lanzado un llamado de auxilio a los tres niveles de gobierno, para advertir que la actual emergencia sanitaria podría provocar una quiebra en cascada de estas instituciones de educación superior. Como parte de la ayuda que han solicitado, piden ser consideradas como medianas y pequeñas empresas para entrar en los programas de rescate que se ha anunciado el presidente Andrés Manuel López Obrador, al advertir que no tienen la solvencia económica para resistir la actual crisis

Remiten 19 vehículos al Ministerio Público en la capital poblanaGobierno municipal sostiene veracidad en evaluación de policíasEn una misiva dirigida al presidente de la República, al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta y la edil de la ciudad de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, estas 64 universidades han expuesto su vulnerabilidad económica. Al igual como ocurre con los vendedores del sector informal que sobreviven con lo que todos los días venden en la vía pública, estas instituciones manifiestan no tener la capacidad de resistir sin ingresos económicos durante el periodo que dure la contingencia sanitaria.

La Asociación de Universidades e Instituciones de Educación Media Superior y Superior (AUIEMSS) ha advertido que están en juego las fuentes de trabajo de 5 mil empleados administrativos y 12 mil docentes, así como los sitios de estudios de miles de estudiantes.

La AUIMSS, cuyo coordinador ejecutivo es Gustavo Santin Nieto, reúne a los centros de estudios superiores que están lejos de la alta capacidad económica de las grandes instituciones privadas del ramo, como la UPAEP, la UDLA, la Ibero o el Tec de Monterrey. Uno de sus nichos de mercado son los estudiantes que no alcanzan cupo en la UAP y que sus condiciones monetarias no les permite optar por las tradicionales universidades privadas de Puebla, que son para las clases sociales de mayor poder adquisitivo.

El viernes la AUIEMSS mandó una carta a los tres niveles gobierno para exponer la situación crítica por la que atraviesan y pedir “un estímulo fiscal como pequeñas y medianas empresas en que estamos constituidas”.

Al presidente Andrés Manuel López Obrador le pidieron un descuento del 50 por ciento en los pagos del Impuesto Sobre la Renta y el Impuesto al Valor Agregado, así como tasa cero en las cuotas del IMSS y el Infonavit, durante el mes de abril y el tiempo que dure la contingencia, si es que esta se prolonga.

Además, que los alumnos sean incluidos en los programas federales de becas, lo cuales actualmente únicamente se otorgan a estudiantes de universidades públicas.

Otra petición es para el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, a quien le piden tasa cero en el Impuesto Sobre la Nómina y en el pago del servicio de agua potable, mismo que está privatizado y concesionados a la empresa Agua de Puebla.

Y a la edil de la capital, Claudia Rivera Vivanco, le solicitan tasa cero en el pago del impuesto predial y del servicio de recolección de basura, junto con las licencias de funcionamiento.

Tal vez se puede poner en tela de duda que las instituciones de la AUIEMSS sean en estricto sentido empresas pequeñas y medianas, las cuales generalmente son negocios familiares y sus ingresos son magros en comparación a lo que recauda una de esta universidad en promedio.

Sin embargo, es cierto que estas universidades son la única alternativa para miles de estudiantes, que en su mayoría, son de clase media baja o de clases sociales populares.

Son los alumnos que no encontraron espacio en el sector púbico de la educación superior, que está muy restringido frente al tamaño de la demanda, y que no sus condiciones monetarias los alejan de las grandes universidades privadas.

Sería de una grave miopía que la 4T no entienda la trascendencia de rescatar a estas universidades.

No son alumnos “fifís” los que están en las aulas de estas instituciones, sino muchachos que luchan por tener acceso a la educación superior.

 

Columna Cuitlatlán

Fermín Alejandro García

 

Foto:

cdch

Vistas: 536