*
Martes, 9 de Agosto de 2022

En riesgo de desaparecer zona arqueológica de Teopanzolco por mina

Son poco más de 20 metros los que falta para que el talud llegue al basamento piramidal
Martes, 4 de Enero de 2022 16:05
|
Marco Antonio Licona

Huauchinango, Pue.- Habitantes cercanos a la zona arqueológica de Teopanzolco se manifestaron preocupados debido a que el área ceremonial prehispánica está en riesgo de desaparecer, por los deslizamientos de piedra y tierra a causa de la explotación de la mina, que realiza el diputado federal por Huauchinango, Marco Antonio Natale Gutiérrez.

Clausura la Profepa 15 minas en PueblaContaminan 3,600 empresas el Atoyac pero sólo sancionan a 6Son poco más de 20 metros los que falta para que el talud llegue al basamento piramidal, dado que está ya muy cerca del cerro. La excavación constante ha ocasionado que la parte más alta se vaya deslizando al grado que en la actualidad faltan menos de 30 metros para que el talud llegue al área arqueológica.

Marco Antonio Natale Gutiérrez llegó a la Cámara de Diputados con las siglas del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en alianza con el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), por lo que, los pobladores de las comunidades de Xaltepec y Xilocuautla, ambos municipios de Huauchinango, arremetieron contra el legislador al cuestionar su presunto “espíritu ecologista”.

Para los lugareños “es la ambición de tener más, no importando la vida natural y mucho menos la zona arqueológica”, subrayó Francisco N, quien prefirió no revelar su nombre completo por temor a represalias “del materialista”. La mina de piedra está el pie de la ladera, cuyos trabajos de excavación se pueden ver desde la autopista México-Tuxpan.

Es un centro ceremonial nahua o totonaco, es conocido como Teopanzolco (Iglesia Vieja), está entre los pueblos originarios de Cuacuila y Xaltepec, los dos territorios de Huauchinango.

La zona de ritos prehispánicos consta de montículos de piedra, estructuras piramidales, muros y algunas terrazas, desde donde se alcanza a ver una extensión importante de los pueblos originarios cercanos, dado que la parte más alta está al suroriente de la cabecera municipal.

La zona arqueológica actualmente está entre árboles y arbustos, pese a eso, se puede notar “un sistema de terrazas que se construyeron hace siglos”, sin que pueda precisar la época, ni la cultura a la que pertenecen, aunque se cree que por las obras podrían haber sido los totonakús dada la ingeniería que se aprecia, señalaron los vecinos.

De acuerdo a algunos testimonios al lugar sagrado aún, pobladores de diversas comunidades, como Cuacuila, Xaltepec, Papatlatla y Papatlazolco, llevan ofrendas al lugar y atestiguaron que esto se hace en diferentes épocas del año.

Los acompañantes de este medio de comunicación urgieron el resguardo del lugar al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) e indicaron que es lamentable que “una pedrera en explotación está arrasando con lo que se encuentra enfrente, al propietario lo que le interesa es el dinero y el poder. Lo malo es que alguien que le vendió puso en riesgo una joya de la historia de Huauchinango y de México”.

Por la inquietud d ellos lugareños, se buscó la versión del diputado federal, sin embargo, tras esperar una respuesta desde el 30 de diciembre, sus asistentes sólo han expresado que Marco Antonio Natale Gutiérrez, “no dice nada”.

Foto Marco Antonio Licona

clh

Vistas: 1006