*

Martes, 18 de Enero de 2022

Biestro llega al gabinete de Barbosa, quien en 28 meses ha cambiado a 18 secretarios

14 Enero, 2022
La corte de los milagros

La decisión del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta de remover a Abelardo Cuéllar Delgado de la Secretaría del Trabajo para colocar ahí a Gabriel Biestro Medinilla, se concretó este jueves, pero estaba tomada desde hace meses.

Sin embargo, el gobernador Barbosa se la guardó, incluso con el propio Abelardo Cuéllar, con quien se reunió hace un par de semanas.

De ahí la sorpresa del secretario esta mañana, cuando auditores de la Secretaría de la Función Pública sellaron su oficina, y el consejero jurídico del gobierno del estado, Carlos Palafox Galena, le hizo saber que el Ejecutivo había decidido sustituirlo.

Abelardo ya sabía que el gobernador Barbosa le daría las gracias y que eso ocurriría en cualquier momento. Lo que no se imaginaba eran las formas y el modo usado para removerlo, sin previo aviso, y sin darle chance de despedirse del personal o de sus colaboradores más cercanos.

Hasta donde se sabe, existen algunos procedimientos administrativos en contra de algunos funcionarios de la Secretaría del Trabajo por recursos aplicados fuera de norma, no ejercidos en tiempo y forma, o cuyos beneficiarios no están del todo claros.

En dichas irregularidades estarían implicados directores de la dependencia que tuvieron bajo su cargo los programas Proyectos Productivos, Capacitación para el Empleo, Formemos Cooperativas y Jóvenes Construyendo el Futuro.

En los 28 meses que lleva la gestión del gobernador Barbosa, se han dado 18 ajustes de secretarios, es decir un cambio cada mes y medio en promedio.

De los miembros iniciales del gabinete, los únicos sobrevivientes son: la secretaria de Planeación y Finanzas, María Teresa Castro Corro; la secretaria de Economía, Olivia Salomón Vivaldo; la secretaria de Desarrollo Rural, Ana Laura Altamirano Pérez; el secretario de Educación, Melitón Lozano Pérez; la secretaria del Bienestar, Lizeth Sánchez García; la secretaria del Medio Ambiente, Beatriz Manrique Guevara; y la secretaria de Igualdad Sustantiva, Mónica Díaz de Rivera Álvarez.

El nuevo secretario del Trabajo, Gabriel Biestro, no tiene ninguna experiencia en esa cartera, pues ha sido dirigente estatal de Morena, coordinador de la segunda campaña de Miguel Barbosa a la gubernatura; presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del estado; y precandidato perdedor a la presidencia municipal de Puebla.

*

Dejan colgados a beneficiarios del programa Redes de Autoempleo Solidario

Una de las primeras acciones que el flamante secretario de Trabajo, Gabriel Biestro Medinilla, debería emprender para mandar un mensaje de rendición de cuentas y transparencia hacia el interior de la dependencia, es investigar qué pasó con el programa de Redes de Autoempleo Solidario (RAS) y por qué se perdieron los 7 millones de pesos que tenía asignados.

Así por lo menos tendrá algo que explicar a las decenas de seleccionados a los que la Secretaría del Trabajo prometió máquinas y equipos de preparación de alimentos, cafeteras, muebles, refrigeradores, cajas de cobro y demás utensilios para abrir salchichonerías, panaderías, cafeterías, tiendas de abarrotes, recauderías y tiendas en general.

Entre las personas que se sienten engañadas figuran: Germán Rugerio Domínguez, de San Miguel Xoxtla; Rocío Palma Castelán, de la junta auxiliar de Xonacatepec; Domingo Meléndez Mora, de Huehuetlán El Grande; Óscar Zepeda Márquez, María Hilda Méndez Juárez, María del Carmen Guevara Arellano, Andrés de la Cruz Hernández, José Lino Rivera García, María Monserrat Sánchez Huerta, María Guadalupe Romero Merino y Omar Amaro Camaro, de la ciudad de Puebla.

También Efraín García Álvarez y Margarita Salazar Romero, de Santa Inés Ahuatempan; María Guadalupe Carmona Bautista, de Jonotla; Felipe García Hernández, de Zacatlán; Teudosia Degollado, de Tlapacoya; Vicente Ortega Ortega, Martín Vázquez Mora, Yolanda Rodríguez Carmona y Florinda Madrid Fernández y Erika Nava Barrera, de Chignahuapan; Virginia Jacinto Cruz, de Ahuacatlán; María de Lourdes Flores Guzmán, de San Andrés Cholula; Ana Karen Ángeles Alcalá, de Cuautlancingo; Leonardo Coello Sánchez, de San Sebastián Tlacotepec; y Viviana Hernández Ramírez, de Atempan.

Lo que se sabe es que esos recursos fueron cancelados porque los encargados del programa —Ever González de la Cruz, director general de Empleo y Participación; Lorena Guadalupe García Mello, directora del Servicio Nacional de Empleo y Participación; y Yamel Hernández Hernández, coordinadora de Apoyos Financieros a la Capacitación—, no supieron tramitarlos en tiempo y forma ante la Secretaría de Finanzas; y porque tampoco supieron licitar con diferentes proveedores las maquinas, muebles y utensilios que se comprarían para equipar los negocios familiares que surgirían del RAS.

Pero también porque las cotizaciones que lograron conseguir de establecimientos de Chignahuapan y Teziutlán estaban infladas, es decir con sobrecostos.

*

Por cierto.

No descarte que el gobierno federal o la dirigencia nacional de Morena rescaten al defenestrado secretario de Trabajo del gobierno barbosista, Abelardo Cuéllar, tal como sucedió con David Méndez Márquez, que fue nombrado hace unos días delegado del Instituto Nacional de Migración (INM).

*

Correos electrónicos: periodistasoy@hotmail.com y rruiz@e-consulta.com

Twitter: @periodistasoy

Facebook: https://www.facebook.com/RodolfoRuizOficial

Vistas: 204