*

Viernes, 22 de Septiembre de 2017

Gastan en Huejotzingo hasta 200 mil pesos por cada altar de Semana Santa

En total se colocan 30 representaciones en diferentes barrios y colonias que atraen al turismo en estas fechas.
Miércoles, 9 de Abril de 2014 20:09
|
Cecilia Espinoza Galindo

Huejotzingo, Pue.- Previo a la celebración de Semana Santa, familias del municipio de Huejotzingo, gastan hasta 200 mil pesos en la colocación de altares alusivos a pasajes bíblicos, dio a conocer Rafael Hernández Paredes, habitante de esta comunidad y ex regidor de turismo en esta demarcación.

Señaló que el fervor católico en Huejotzingo se vive intensamente durante los seis viernes previos a la Semana Santa, cuando los mayordomos hacen uso de la imaginación para montar los pasajes de vida y crucifixión de Jesús.

Hernández Paredes señaló que en promedio cada uno de los 30 altares llegan a costar entre los 150 y los 200 mil pesos, sin embargo, las cifras se ven superadas por la fe y la satisfacción espiritual que representa para las familias que tiene la dicha de realizar estas representaciones.

A la fecha y previo a la celebración de ésta que es una de las festividades más importantes para los habitantes del municipio, cerca de 50 mil personas han visitado la exposición de 30 altares religiosos, los cuales son colocados en los barrios y colonias de la ciudad.

Es importante hacer mención que esta tradición habrá de concluir el Jueves Santo, cuando se coloquen dos escenarios de 6 metros de ancho por 14 metros de largo, en la plaza central del municipio.

El primero de los escenarios servirá para exponer la imagen del  Señor de las Tres Caídas y el otro para el Señor del Dulce Nombre. En este lugar se llevará a cabo la misa del lavatorio de pies de los apóstoles, actividad que reúne a por lo menos 15 mil personas.

La tradición de colocar altares en honor de la imagen del Señor del Dulce Nombre y del Señor de las Tres Caídas que son venerados en la parroquia de San Miguel Arcángel se realiza desde 1950; sin embargo, a partir de 1990 los pobladores empezaron a realizar  los altares dedicados al Señor del Consuelo que se ubica en la capilla de la Colonia Santa Elena, así como al Señor del Perdón que es del convento franciscano, y una década después, en el año 2000, el altar al Señor del Santo Entierro que es de la capilla de la Villita.

Vistas: 3795