*

Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Menor con su hijo muerto en el vientre no es atendida en HG de Cuetzalan

De acuerdo a la información proporcionada a los familiares, la falta de Atención se debe a que nos hay un ginecólogo o un médico especialista que la intervenga
Jueves, 28 de Septiembre de 2017 12:11
|
José Rosas Cano

Cuetzalan, Pue.- Una menor de edad que fue ingresada al Hospital General de Cuetzalan, se encuentra entre la vida y la muerte debido a que no ha podido ser intervenida quirúrgicamente ante la falta de médicos y especialistas en la institución.

Marisol Guzmán ingresó el pasado viernes 22 de septiembre del 2017, por trabajos de parto al Hospital General de Cuetzalan, tras una revisión médica, le dijeron que su bebé ya estaba muerto y que urgía una cesárea para sacarlo.

Sin embargo a una semana de su ingreso aún no han podido hacer la extracción debido a que no hay un medico Ginecólogo especialista que la pueda atender. Desde entonces la joven indígena se encuentra solo con suministro de medicamentos que la familia tiene que comprar, mientras,  espera la llegada de un doctor que la atienda.

Desde el pasado lunes los familiares fueron informados que iba a ser atendida, pero dijeron que los doctores no llegaron, el martes una vez más les dieron la misma versión y la espera se prolonga poniendo en riesgo la vida de la menor.

Los familiares denunciaron que pese haber médicos en el hospital, estos no se han sentido capaces de efectuar la cirugía que requiere Marisol, por ello, ahora temen por su vida de la menor.

Su molestia y enojo es que los médicos y enfermeras no hacen nada por solucionar el problema, ya que pese a estar inscritos en el seguro popular, tienen que comprar los medicamentos, debido a un desabasto en la farmacia.

Ahora, la vida de Marisol de pende de la llegada de un especialista que la pueda atender, mientras tanto la familia hace oraciones para que la situación no se complique y pueda desencadenar un resultado fatal de esta historia.

Por su parte, la Secretaría de Salud del Estado de Puebla informó que la paciente de 16 años de edad, internada en el Hospital General de Cuetzalan, presentó diagnóstico de óbito fetal con 35 semanas de gestación, mismo que no es indicativo para realizar cesárea, por lo que fue necesario iniciar trabajo de parto con medicamento para evitar complicaciones a la salud de la madre.

Este martes a las 13:15 horas el producto fue expulsado mediante parto, sin complicaciones, debido a que fue hasta ese momento en que la madre tuvo la dilatación necesaria para concluir el proceso.

La menor ingresó el 22 de septiembre a las 23:40 horas al nosocomio, realizando de manera inmediata un ultrasonido, con el cual se determinó que el feto no registraba latidos, es decir que antes de ingresar al hospital el producto ya había fallecido. De acuerdo con la menor, antes de su ingreso al hospital, acudió con una partera empírica.

Actualmente la paciente se encuentra estable, bajo vigilancia médica, sin complicaciones en su salud. Es importante mencionar que la familia de la madre estuvo al tanto y conforme con el procedimiento médico que se debía seguir para garantizar el bienestar de la menor.

Vistas: 2928