*

Martes, 23 de Octubre de 2018

Vargas pide a Alvarado no dejar problemas a Huauchinango

Gustavo Vargas Cabrera se refirió a los casos de la planta tratadora de agua y a la licencia de portación de armas para la policía.
Miércoles, 19 de Septiembre de 2018 21:27
|
Leticia Ánimas Vargas

Huauchinango, Pue.- El presidente municipal electo de Huauchinango, Gustavo Vargas Cabrera, llamó al alcalde Gabriel Alvarado Lorenzo a que no le deje problemas en la planta tratadora de aguas residuales, adeudos en el pago de licencia por portación de armas y en el funcionamiento del rastro.

Edil encabeza 2 ceremonias del Grito en HuauchinangoObra de CFE causa tensión con el SME en HuauchinangoEn entrevista con el político de extracción morenista, dijo que se está “amarrando el dedo” en materia de posible recepción de problemas por parte de la administración que culminará el próximo 14 de octubre.

Enumeró tres aspectos: El primero que tiene que ver con la obra de la planta tratadora de aguas residuales. Sugirió que se aplique la fianza de vicios ocultos, porque desde que se inauguró en mayo de 2017, no está funcionando.

Habló de la Policía Municipal, diciendo que existe un adeudo “en el pago de derechos de la licencia colectiva de portación de armas de fuego”, por lo que podría llegar en cualquier momento el ejército y “levantar a los policías y desarmarlos y no quiero que eso nos lo deje a nosotros”, insistió.

En la misma línea aseguró tener información del “mal funcionamiento de Rastro municipal, por lo que está suspendido”.

Por separado, el presidente municipal constitucional Gabriel Alvarado Lorenzo, contestó que la planta tratadora es una de “las mejores en el estado” que está lista para funcionar, sólo que no puede operar por “omisiones administrativas ambientales”, situación que provocó sanciones y la clausura de la obra bajo la responsabilidad de la empresa constructora.

Añadió que la constructora ya cubrió una multa ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, sin embargo aún falta solucionar otros procedimientos y requisitos, por lo que admitió que aún no ha sido entregada.

Aseguró que en el tema de la planta tratadora no dejará problemas, pero añadió que es probable que al momento de la entrega recepción, la obra se entregue en la fase de estabilización “que tiene que ver con las descargas al río (Texcapa) con la norma que establece la Comisión Nacional de Agua y Saneamiento (Conagua).

Respecto al tema del adeudo que existe con el gobierno del estado sobre la licencia colectiva de portación de armas de fuego para la Policía Municipal, el alcalde en funciones dijo que es un trámite que está siguiéndose, en cuanto a las pruebas de control y confianza demás, pero aseguró que se terminará antes de que termine su gobierno.

Expresó que se espera que la próxima semana se regularice la licencia colectiva de portación de armas de fuego y sobre el riesgo de que llegue el ejército mexicano y pueda realizar un desarme de los elementos policiacos de Huauchinango, refirió que ya pasaron la revista con esa institución.

Indicó que fue la semana pasada cuando se revisaron las armas y municiones, además de pruebas toxicológicas a los elementos “y todas fueron aprobadas”.

Mencionó que es una revista que se atiende de cada año, en la que de manera sorpresiva llegan los militares a hacer la inspección para, entre otras cosas, corroborar que las armas no se estén usando para otros objetivos que no sean los indicados.

Terminó con el tema del funcionamiento del rastro municipal, en el que respondió el cuestionamiento del presidente electo, subrayando que el centro de degüello ha sido supervisado, entre otras instituciones, por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y han salido “bien evaluados”, sin embrago, expresó que sí se han tenido que hacer decomisos de cerdos y reses por resultar con sustancias no autorizadas.

En cuento a los procesos que se siguen en el degüello, explicó que se han expuesto a los supervisores y no ha habido observaciones.

El edil expresó que los desechos sólidos derivados de los sacrificios de animales son llevados a un destino final localizado en el municipio de Acaxochitlán, en el estado de Hidalgo.

Fotos: Leticia Ánimas Vargas

GJ

Vistas: 793