*

Sábado, 4 de Abril de 2020

A 10 años de la explosión del Dragón, decesos por cáncer aumentaron en Izúcar

Una nube de dimetoato cubrió a los habitantes tras la explosión en la empresa Agricultura Nacional
Lunes, 23 de Marzo de 2020 09:09
|
Lidchy Cano

Izúcar de Matamoros, Pue.- Este 23 de marzo se cumplen 10 años de la explosión que se registró en la empresa Agricultura Nacional mejor conocida como Dragón en Izúcar de Matamoros. Pese a que ha pasado este tiempo el tema sigue siendo sensible para los izucarenses, quienes siguen durmiendo con el “enemigo”.

Tiembla en Chiautla de Tapia en medio de contingencia por Covid-19Usan río Nexapa como basurero en IzúcarEl recuerdo

Eran las 10:30 de la noche aproximadamente del 23 de marzo del 2010, cuando ciudadanos, principalmente de la comunidad de Las Bocas y Santiago Mihuacán, comenzaron a percibir un mal aroma, similar al de la fumigación de los campos de siembra. Sin embargo, lograron percatarse que la peste venía del Dragón, que se ubica en los márgenes de la carretera Izúcar de Matamoros-Las Bocas. Asimismo notaron una nube, parecida neblina, pero no se explicaban qué pasaban, solo el mal olor comenzaba a intoxicar a las personas, quienes tuvieron que salir de su casa.

Cientos de ciudadanos comenzaron a alertarse con aparatos de sonido, llamadas telefónicas a sus conocidos, diciendo que tenían que salir de Izúcar, pues el Dragón había explotado. Fue una noche larga, las carreteras de la zona se congestionaron, hubo algunos accidentes vehiculares, debido a que todos querían huir de la ciudad, ir a otros puntos esa noche; el apeste era intenso y molesto.

Días después de esa explosión, la empresa Agricultura Nacional señaló que lo que pasó esa noche fue que tres contenedores de dimetoato de 130 kilogramos cada uno explotaron. La fábrica se dedica a la formulación, distribución y comercialización de agroquímicos.

El dimetoato una sustancia considerada moderadamente tóxica por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de los Estados Unidos (EE.UU.), aunque algunas organizaciones no gubernamentales como la Red de Pesticidas en Acción de Norteamérica (PANNA) la catalogan como una sustancia altamente tóxica.

El dimetoato es una sustancia que puede ser absorbida a través de la piel. La exposición o inhalación de este compuesto causa mareo, sudoración, dificultad respiratoria, náuseas, debilidad, salivación excesiva y calambres. En los ojos origina enrojecimiento y dolor, y si se ingiere ocasiona, además de los mismos síntomas por inhalación, calambres abdominales, convulsiones, diarrea, pérdida del conocimiento y vómito.

Esta sustancia está considerada en la categoría C, es decir como posible cancerígeno humano, por la EPA en Estados Unidos. Otra sospecha que se tiene del dimetoato es su alteración endocrina, por lo cual, de acuerdo a la información proporcionada por PANNA,  en el estado de California esta sustancia forma parte de la lista de pesticidas causantes de problemas reproductivos y de desarrollo que pueden causar defectos de nacimiento, infertilidad, esterilidad y deterioro del crecimiento, entre otras cosas. También forma parte de la lista de compuestos etiquetados como Contaminantes Conocidos del Agua Subterránea del Departamento de Regulación de Pesticidas de California, retomando los criterios de este departamento, PANNA considera a este compuesto como un contaminante potencial del agua.

¿Por qué no se hizo nada en Agricultura Nacional?

Gilberto Maldonado, integrante del consejo del pueblo en Izúcar de Matamoros, comentó que la compra de conciencias, es lo que ha provocado que la empresa continúe operando en el municipio, sin restricciones, ni tampoco que haya sido reubicada.

Menciono que a 10 años de distancia de esa explosión, los decesos por cáncer en la región de Izúcar se han incrementado, sin que se haga un estudio o análisis, ni tampoco necropsias, donde se terminen causas exactas, por las cuales se contrae cáncer, pero el incremento de muerte por esta causa es muy notorio en los últimos años.

Expresó que esta empresa Agricultura Nacional, antes de llegar a Izúcar, se ubicaba en Córdoba, Veracruz y se llamaba Anaversa, la cual explotó un 3 de mayo de 1991. El próximo año cumplirán 30 años de la tragedia y los estragos de esta aun los sigue sufriendo la población con problemas de cáncer, malformaciones en pequeños. La población lo recuerda con miedo, más de mil personas fueron hospitalizadas, por la explosión de 40 mil litros de productos tóxicos, ya que las nubes negras invadieron 18 colonias de esa zona.

Indicó que por lo anterior el tema Dragón en la ciudad izucarense no ha sido olvidado, ya que hay secuelas, pues actualmente son 6 compañeros que encabezaban la lucha contra esta empresa, y aun enfrentan procesos judiciales por el cargo de motín, dándoles un trato como de delincuentes.

Expresó que aun el consejo del pueblo continúa planteando que la empresa sea sometida a una auditoría de aire, agua y suelo, para verificar si esta empresa, que se ubica a escasos 3 kilómetros del centro de la ciudad, cumple con las normas de no contaminar, esto para dar certeza que no hay riesgo. Pese a esto la regiduría de ecología de Izúcar de Matamoros, encabezada por Rosa Elena Alfaro, no ha dado ninguna respuesta.

Hay que enfatizar que la actual regidora de ecología Rosa Elena Alfaro, hace 10 años fue una de las principales defensoras de esta empresa, incluso ha sido beneficiada con apoyos de juguetes año con año, en el preescolar Ernesto Herrera, en el cual ella es directora.

Esta funcionara hace 10 años, no solo era la directora de dicho preescolar, sino también era inspectora de la colonia Fovissste, y pasó a formar parte de las conciencias compradas por Agricultura Nacional, formando un bloque que defendía la reapertura de la empresa junto con otros funcionarios de la administración del entonces presidente municipal interino Rubero Galileo Suarez Matías.

Otra de las beneficiadas ha sido la actual delegada del DIF estatal en Izúcar de Matamoros, Silvia Escamilla, que también ha recibido juguetes por parte de la empresa para entregarlos a su colonia.

La exigencia de la ciudadanía es que la empresa sea sometida a un estudio a conciencia donde garantice la seguridad a la población, y que no vuelva a pasar lo mismo que sucedió hace 10 años en Izúcar de Matamoros.

David Navarrete, director de Ecología en Izúcar de Matamoros, enfatizó que el tema de industrias químicas lo regula la federación, solo los ayuntamientos regulan el uso de suelo.

Agregó que en el papel la empresa está cumpliendo con las regulaciones de la federación que tienen que ver con el estudio de impacto ambiental, y riesgo ambiental, y las manifestaciones de manejo de sustancias peligrosas, concesiones de agua del subsuelo, y emisiones a la atmosfera, siendo la federación la que hace las revisiones.

Recordó que el ayuntamiento no tiene facultad de entrar a las instalaciones y hacer revisiones físicas.

Pese a que han pasado 10 años, no se sabe si la empresa Dragón recibió alguna sanción por lo sucedido el 23 de marzo del 2010, asimismo tampoco autoridades federales han tomado cartas en el asunto, sin importarles que los izucarenses continúen durmiendo con el enemigo, y que puede volver a repetirse una tragedia como la sucedida esa madrugada.

 

 

 

Foto: Lidchy Cano

cdch

 

Vistas: 1930