*

Jueves, 9 de Julio de 2020

Detectan empresa en Puebla que defrauda con cubrebocas; ya es investigada

Según algunos testimonios de afectados, exhibe documentos falsos así como supuestas instalaciones
Lunes, 1 de Junio de 2020 11:37

La Fiscalía General de la República (FGR) y autoridades del estado de Puebla, investigan a una comercializadora de productos farmacéuticos señalada de defraudar e incumplir con contratos de entregas de cubrebocas, pedidos que fueron solicitados de manera urgente por distintos clientes particulares ante la contingencia sanitaria en el país por covid-19.

Advierten que si hay rebrotes de coronavirus se cerrarán comerciosEn México, el consumo del tabaco inicia entre los 10 y 12 añosSe trata de la empresa Olea Supra, S.A. De C.V, la cual, según algunos testimonios de afectados, exhibe documentos falsos así como supuestas instalaciones. Los avances en las indagatorias federales indican que este corporativo usa direcciones apócrifas, donde supuestamente se llevará a cabo el cierre de los contratos, pero como los sitios no existen, la entrega nunca se consolida.

Otro de los señalamientos por parte de los denunciantes es que sus documentos no tienen validez alguna, ya que en estos se utilizan firmas o nombres falsos, o cláusulas que rompen los acuerdos a favor de los acusados.

Según fuentes de la FGR, los defraudados por contratos van desde empresas nacionales hasta corporativos extranjeros, los cuales ante el incumplimiento de los pedidos que esperaban por parte de la comercializadora se han visto afectados de diferentes maneras, ya sea creando un desabasto en sus establecimientos o hasta enfrentar problemas legales.

Ante este panorama, las quejas y denuncias que se han presentado en distintas estancias en contra de Olea Supra fueron concentradas por las autoridades federales para centrar todos los señalamientos en una sola investigación, en la que se verificará la administración de la empresa y los supuestos incumplimientos de contratos.

El boom y el desabasto

De la nada, desde el 23 de marzo cientos de empresas y personas surgieron en internet ofreciendo una variedad amplia del producto de mayor demanda en el país: cubrebocas. Todas, casualmente, tenían una amplia disponibilidad del producto.

La oferta y la demanda se disparó a pesar de que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, decía en sus conferencias diarias que "no es una forma de protegerse para personas que no tienen infección. Las razones tienen que ver con que las partículas infectantes pueden caer sobre los ojos y contagiar, aunque uno tenga cubiertos nariz y boca, si tiene descubiertos los ojos, también se puede transmitir por ahí".

Desde entonces, las compras de pánico provocaron caos entre clientes y productores: en Mercado Libre, por ejemplo, las mascarillas y cubrebocas se encuentran desde los 250 hasta los 4 mil pesos en al menos 11 municipios de Puebla: Amozoc, Atlixco, Cuautlancingo, Ocoyucan, Puebla, San Andrés Cholula, San Martín Texmelucan, San Pedro Cholula, San Salvador El Verde, Tehuacán y Tepeaca. El precio depende del modelo y del vendedor.

Olea Supraes una compañía real constituida como Sociedad Anónima el 11 de octubre de 2017 ante el notario público número 2 Luis Alberto Morales Solís del municipio de Zacapoaxtla, para la producción, comercialización, distribución, importación y exportación y elaboración de productos farmacéuticos y/o medicinas, así como para tener la representación de productos y/o medicamentos propios o externos, y la venta de todo tipo de suministros de la unidad de cuidados intensivos, urgencias y todas las demás de los nosocomios. Sus accionistas son María Elizabeth García Arenas y Rosalinda Araceli Sánchez Campiz.

En el acta constitutiva de la empresa, disponible para consulta pública en el Registro Público de Comercio de la Secretaría de Economía, quedó asentado que la empresa puede vender desde camas, mesas puente, monitores, tomas de succión, tomas de oxígeno, cánulas y equipo terapéutico hasta lámparas en el techo y de cabecera, camillas, escritorios, refrigeradores, vitrinas, equipo séptico, material quirúrgico, sábanas, batas y almohadas hasta la importación y exportación de todo tipo de equipo y de vehículos, venta de todo tipo de comestibles, ropa de trabajo y adiestramiento en todas las áreas que tengas relación con el centro hospitalario.

Hasta diciembre de 2019, Olea Supra tenía su domicilio físico en Circuito Juan Pablo II número 120, colonia Gabriel Pastor, segunda sección, en la ciudad de Puebla; sin embargo, en esa dirección se encuentra una ferretería que, a decir de los vecinos, "sólo abrió dos semanas, y es de los mismos dueños de Olea Supra. Dos semanas y luego ya no vinieron, pero son los mismos".

Se trata de un pequeño local con una cortina de no más de dos metros de largo y en la parte superior tiene al parecer como techo lámina de asbesto. Vecinos dijeron a La Silla Rota que no sabían a donde se habían cambiado en diciembre del año pasado, pero que estuvieron en ese lugar alrededor de cuatro años.

En internet la empresa tiene dos páginas: www.oleasupra.mx y www.oleasupra.com; en ambas el logotipo es diferente. El más antiguo de los sitios es www.oleasupra.mx en el que aparece como dirección el número 120 del Circuito Juan Pablo II, un número telefónico que está suspendido y a los potenciales clientes les dice que "tiene como propósito comercializar al por mayor material de curación, equipo y material médico así como productos farmacéuticos, para satisfacer las necesidades de nuestros clientes otorgándoles la confianza, seguridad y calidad al adquirir nuestros productos".

Al parecer también tiene un local en el Centro Comercial Angelópolis, uno de los más caros y exclusivos de Puebla, pero para atención proporciona el domicilio de Circuito Juan Pablo II. Ambas direcciones corresponden a puntos distintos.

En www.oleasupra.com se presentan como una empresa mexicana con más de 20 años de experiencia, aunque en el Registro Público de Comercio de la Secretaría de Economía no existe registro de ninguna empresa constituida con ese nombre sino hasta 2017.

Nuestro modelo de negocio, afirman, parte por dos vertientes que abonan a un mismo proyecto, la producción al por mayor de materiales para la prevención en ámbitos de salud y la comercialización a través de una iniciativa dinámica, profesional y de confianza con sus clientes y asociados.

La imagen principal que aparece en esta web es la de dos personas, un hombre y una mujer, con cubre bocas y batas y overoles quirúrgicos con la marca Supra en el lado izquierdo del pecho. La dirección a la que pueden acudir los clientes es Aarón Merino Fernández número 2924, primer piso número 104 del Edificio Marina, en la Colonia La Paz, una de los que concentran mayor actividad comercial y empresarial en la ciudad de Puebla.

En esta dirección electrónica ofrece Mascarilla N95, utilizada para evitar contagios de agentes patológicos, como tuberculosis, SRAG y COVID-19 (Coronavirus) y cubre-bocas tricapa supra con "materiales capaces de bloquear los gérmenes patógenos de los fluidos por su propiedad hidrofóbica", así como batas y overoles quirúrgicos.

En ninguna de las dos direcciones electrónicas Olea Supra informa quiénes han sido sus clientes, aunque hasta el sábado pasado aparecía en el padrón de proveedores de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) como proveedor de Productos Farmacéuticos; como contacto con la empresa aparece el nombre de María Elizabeth García Arenas.

Fraude hasta vía redes sociales

La pandemia tomó por sorpresa a México y a todos aquellos de que golpe debieron conocer las cadenas de suministro para los hospitales. Así, hay quienes recurrieron a las redes sociales para pedir referencias de las empresas. Uno de ellos, identificado como Erick Cantú, dijo que "conozco las oficinas, a las personas. Todo. No fui una vez a Puebla a perder mi tiempo, fui varias veces y con clientes potenciales y (Olea Supra) nunca concreta nada. A todo dicen que sí. Me caen muy bien los tres personajes que te dan la entrevista, pero nadie se las cree".

En otro de sus mensajes afirma que Olea Supra "son factureros y nunca enseñan la planta, fakeee". Agrega que "ya tuve la experiencia por eso la comparto para ayudar a que pongan mucha atención con quien hacen negocios. Espero sirva mi experiencia, de referencia están a un lado de El Pampas de la calle Juárez, y la fábrica, que dudo que exista, quien sabe nadie sabe dónde está".

En el Listado de Contribuyentes con operaciones inexistentes del SAT, actualizado al 29 de abril de 2020, no aparece entre las empresas que emiten comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes.

En Puebla, la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la ciudad capital reportó en abril la detención de Anselmo "N" y Juan "N", de 42 y 20 años de edad, por su probable participación en el delito de fraude.

Ambos fueron aprehendidos cuando discutían en la colonia Benito Juárez con una mujer a quien se presume engañaron con la compra-venta de artículos médicos y sanitizantes.

El 20 de abril se informó que la Guardia Nacional investiga a 200 sitios y posibles dominios en los que se ofrecen artículos que supuestamente sirven de protección contra el coronavirus. Se trata de un mercado negro de insumos médicos como cubrebocas, gel antibacterial, pruebas de covid-19 y otros productos sin certificación que se venden en redes sociales, es decir, no por empresas legalmente constituidas.

Fuentes federales informaron que la Fiscalía General de la República y autoridades del estado de Puebla investigan a Olea Supra por presunto fraude en la compra de cubrebocas; consultadas al respecto, las oficinas de comunicación social de la Fiscalía General del Estado de Puebla y Secretaría de Seguridad Pública, dijeron no tener conocimiento de dichas investigaciones.

Con información de La Silla Rota/Imagen Pixabay

ES

Vistas: 744



Programa