*

Miércoles, 21 de Octubre de 2020

Festejar a lo poblano: entre embolsados y feminicidios

Embolsados, feminicidios y fosas clandestinas empañaron una semana que debía ser de festejo en Puebla
Domingo, 20 de Septiembre de 2020 19:30
|
Alma Jiménez

Puebla, Pue.- Mientras los poblanos celebraban un aniversario más de la Independencia de México, al menos 9 personas se sumaron a la estadística de homicidios en la entidad y dos cuerpos más fueron hallados en una fosa clandestina del Triángulo Rojo.

Bajan homicidios en la capital, pero recrudecen en el Triángulo RojoRiñas, asaltos y ejecuciones dejan 12 muertos en PueblaFeminicidios, abusos y agresiones, el calvario que siguen viviendo las poblanas

En medio de los constantes reportes de violencia familiar que han causado indignación en Puebla, habían pasado solo unas horas desde que se informó la vinculación a proceso de una mujer que golpeó brutalmente a sus dos hijas en Huejotzingo, cuando se descubrió en una casa de Atlixco el cadáver de Estefanía, una mujer de 27 años asesinada a golpes, presuntamente a manos de su marido, un trabajador del Ayuntamiento de Huaquechula. 

A la par, activistas y ciudadanos en redes sociales alzaron la voz para pedir a las autoridades que se garantice la protección a Yaz, la niña de 7 años que tras años de abusos por parte de sus familiares, permanece internada en el hospital IMSS de La Margarita y cuya custodia podría ser entregada a su abuela paterna, madre de su principal agresor. 

A estos casos de violencia que involucran a niñas, adolescentes y mujeres, se sumó el de una mujer que recibió un disparo en el cuello mientras realizaba sus compras la tarde del 15 de septiembre en plena capital poblana. De acuerdo a los familiares, al llegar a la tienda la mujer se quejó de un fuerte dolor e inmediatamente se percató de que estaba sangrando del cuello.  Aunque lograron trasladarla a un hospital, falleció poco después. Hasta el momento no se ha aclarado si se trató de una bala perdida o un ataque directo.

Poblanos festejan entre descuartizados y embolsados

Por otro lado, la violencia vinculada a grupos del crimen organizado dejó 6 víctimas esta semana, uno de ellos un niño de apenas diez años, además de dos cadáveres localizados en una fosa clandestina.

Desde el domingo 13 por la noche, trascendió el ataque armado en contra de una familia que viajaba en la carretera que conduce de La Ceiba a Tlaxcalaltongo. En el lugar murieron un hombre y un menor de 10 años, mientras que una mujer quedó herida. Horas más tarde, el gobernador Miguel Barbosa adjudicó los hechos a un ajuste de cuentas que, dijo, se está investigando.

Para el miércoles 16, tras la noche del tradicional Grito de Independencia, los vecinos de Amalucan despertaron con el fétido olor de un cuerpo embolsado que abandonaron en un predio de la colonia Jardines.

Más tarde, un hombre fue encontrado sin vida en un canal de agua entre los municipios de Atzala y Chietla, en el paraje conocido como Campo de Piedra. Andrés N, como fue identificado, era buscado por sus familiares desde días atrás, salió de su hogar diciendo que iba a trabajar pero ya no regresó. Su cuerpo presentaba huellas de tortura, incluso de haber sido colgado de un árbol, para después apuñarlo y dejar el cuerpo abandonado en este canal de agua. 

A su vez, en el corredor Puebla-Tehuacán, fueron encontrados dos cadáveres envueltos en cobijas en el fondo de un canal seco del barrio de la Columna en Tlacotepec de Benito Juárez. Al lugar acudieron elementos de la Policía Municipal quienes confirmaron el hallazgo de los cadáveres, los cuales tenían huellas de violencia.

Ese mismo día, una llamada anónima informó a las autoridades que en un camino de terracería que comunica a la localidad de Huacaltzingo se encontraban tres bolsas de plástico color negro donde había restos humanos, en tanto autoridades de Huitziltepec informaron que en un predio de la cabecera municipal se ubicó una cabeza humana lo que podría tratarse parte de los restos encontrados.

Para el viernes, trascendió que la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Puebla y la Fiscalía General del Estado hallaron los restos de dos personas en estado de descomposición, a 40 metros de profundidad de un pozo, en una casa abandonada en el municipio de Quecholac. De manera preliminar se dijo que en ese pozo o fosa clandestina habría por lo menos 10 cuerpos humanos, todos ellos víctimas del crimen organizado, entre los que se encuentran miembros de bandas rivales, incluso víctimas de secuestro, sin embargo, las autoridades no han informado abiertamente sobre el hecho.

aj

Vistas: 806