*
Miércoles, 5 de Octubre de 2022

Tres lugares un tanto irreales para visitar en Puebla

Al visitarlos sentirás que estás viajando en el tiempo
Martes, 30 de Agosto de 2022 12:52
|
Municipios Puebla
Puebla es sinónimo de gran gastronomía, cultura y arquitectura colonial inigualable y además tiene actividades de todo tipo.
 
Sin embargo, existen ciertos lugares tan peculiares que, al visitarlos, sentirás que estás viajando en el tiempo, un tanto irreales para hablar con honestidad.
 
Aquí te dejamos tres lugares para que vivas una experiencia diferente en Puebla.
 
1. El Cuexcomate
Con apenas 13 metros de altura, el Cuexcomate se lleva el curioso distintivo de ser el “volcán más pequeño del mundo”, aunque en sentido estricto no es un volcán.
 
Este géiser es una de las atracciones en Puebla más llamativas y sorprendentes. La antigua leyenda indígena narra que este pequeño volcán nació de un amorío entre los volcanes cercanos Popocatépetl e Iztaccíhuatl.
 
Ha estado inactivo desde 1660 por lo que puedes descender hacia el interior del cráter y apreciar la formación volcánica donde la costumbre dicta pedir un deseo.
 
2.Lo túneles de Puebla
La próxima vez que estés buscando cosas que hacer en Puebla, recuerda que puede que estés en el nivel equivocado. Debajo de la ciudad, hay todo un sistema de túneles que data de 1531, pero que apenas en 2016 se abrió al público.
 
Dentro del recorrido se pueden conocer puntos históricos muy importantes. Uno de ellos es el Puente de las Bubas, que unía el barrio donde habitaban los españoles con el barrio de los indígenas durante la conquista.
 
El túnel parte del centro de la ciudad hacia el fuerte de Loreto, donde tuvo lugar la famosa batalla del Cinco de Mayo. En un principio, los arqueólogos que descubrieron la estructura pensaron que era un túnel de drenaje, pero pronto cayeron en cuenta que era una compleja red subterránea.
 
3. Iglesia de Santa María Tonantzintla
Esta iglesia sin duda debería estar en todas las listas de atracciones en Puebla y en todo México por su gran valor histórico.
 
En ella, la fusión de las creencias cristianas que llegaron con la conquista y la religión indígena se pueden apreciar de forma muy singular.
 
El nombre mismo de la iglesia alude tanto a la Virgen María como a la diosa azteca Tonantzin y esta unión de creencias se puede apreciar en toda su arquitectura.
 
Construida bajo el estilo churrigueresco o novohispano, cada rincón de la iglesia está tapizado con ángeles de rasgos indígenas con penachos tradicionales y otras prendas autóctonas, así como otras decoraciones que rara vez se ven en una iglesia.
 
Con estos tres lugares te aseguramos que no dejarás de descubrir lo rico y chulo que es Puebla.
 
Foto: Revista Aventurero
LSM

Vistas: 823