*

Martes, 19 de Septiembre de 2017

Usos y costumbres mantienen agua en poder de comités ciudadanos

La posibilidad de que el servicio sea privatizado ha ocasionado protestas, marchas, tomas de alcaldías y enfrentamientos en Puebla.
Lunes, 20 de Marzo de 2017 19:54
|
Corresponsales

Protestas, marchas, tomas de alcaldías, retención de presidentes municipales y hasta cierres de carreteras y enfrentamientos verbales entre servidores públicos se han registrado y protagonizado por la reforma al artículo 12 de la Constitución, con la que supuestamente se pretende restar autonomía a los ayuntamientos para el otorgamiento y prestación del servicio de agua potable.

Congreso gasta millones para ocultar privatización del agua: José JuanDesde Huauchinango sale manifestación contra privatización del aguaEste es el panorama que se vive en el territorio poblano, en el que se percibe un ambiente político, más que un conflicto por la privatización del  otorgamiento del servicio de agua potable o por el incremento de los costos que se pudiera generar porque una empresa administre los servicios. En términos llanos, el conflicto es más complejo y antiguo, cuyo pasado nos remonta a la aplicación de usos y costumbres.

En colonias, barrios, inspectorías, rancherías y juntas auxiliares de los 217 municipios, el sistema que se impone en el otorgamiento de agua, ya sea para cultivo o uso doméstico, es la figura del mayordomo o comité, quienes fungen como auxiliares del ayuntamiento u organismo operador en el otorgamiento del servicio.

Teziutlán

Cuenta con el Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (SOSAPATZ), el cual se encarga de ofrecer los servicios en la cabecera municipal únicamente, tiene un padrón de 14 mil tomas de agua y enfrenta una cartera vencida promedio de 6 millones de pesos. Los usuarios pueden efectuar sus pagos de manera mensual o anual.

La otra cara de la moneda, son los 24 comités que operan en las juntas auxiliares, barrios y rancherías, estos no dependen del organismo ya que son autónomos y deciden a quién le dan o no el agua, y esto tiene que ver con cuestiones personales, políticas, o por no cumplir una faena.

Don Artemio es vecino del Barrio de Xoloateno, y él comentó que cuando era hijo de familia, acompañó a sus papás y hermanos a efectuar faenas, para que durante el año el comité del agua no les suspendiera el servicio. Todos iban a realizar la limpieza de las cunetas en las carreteras, a pintar fachadas, o hacer traslado de materiales para la introducción de tubos o mangueras para llevar agua a otras comunidades.

Cuando se casó y formó su nueva familia tuvo que hacer lo mismo para que le dieran agua para su casa, pues las faenas efectuadas con sus hermanos ya no le amparaban la dotación de servicios.

Estos 24 comités operan en Xoloco, Coaxospan, Francia, Xoloateno, Vista Hermosa, Sección 23, San Juan Tezongo, San Diego, Atoluca, Mexcalcuautla, Acateno, San Sebastián, Maxtaco, Huehueimico, Ixtlahuaca, Aire Libre y Fovissste.

Aunque son los propios beneficiarios quienes determinan a los representantes de los comités de agua, la mayoría se beneficia de los mismos, incluso hay quienes no trabajan y viven de este ingreso, como es el caso del comité  que opera en los barrios de Xoloco, Francia y Xoloateno,en donde el representante conocido como "El Chino" lleva 25 años en esa responsabilidad.

Las cuotas de los comités de agua son más económicas que las que cobra el SOSAPATZ y para incrementar su infraestructura se apegan o benefician de programas y recursos estatales o federales como el Ramo 33.

Valle de Serdán

El manejo del agua potable en ayuntamientos de la región de Serdán, es por sistemas operadores, comités y en algunos casos por tesorerías y departamento de obra pública. Municipios como Esperanza, San Salvador El Seco, Tlachichuca y Chalchicomula de Sesma, afirman no estar a favor de la privatización del servicio de agua potable.

Pero el problema va más allá de un asunto político o social, es también de usos y costumbres,  Las cuotas que se manejan en gran parte de los municipios mencionados van desde los 50 a los 100 pesos mensuales. Es importante mencionar que en la mayoría de los casos se recibe un subsidio por parte del ayuntamiento, como apoyo al pago del recibo de energía eléctrica.

En Chalchicomula de Sesma, el sistema operador de agua potable de Ciudad Serdán, (SOAPACS) cuenta con siete pozos y un cárcamo de rebombeo, para abastecer a la cabecera municipal y a las comunidades de San Diego Texmelucan y Ahuatepec del Camino, ahí la cuota mensual es de cien pesos con cuarenta centavos.

En Ciudad Serdán hay un 40 por ciento de usuarios que se encuentra al corriente en sus pagos y esto los obliga al ayuntamiento a entregar este subsidio para pagar los recibos mensuales que ascienden a un  promedio de entre 350 y 400 mil pesos.

En el caso de las comunidades que pertenecen al municipio de Chalchicomula de Sesma, los pobladores administran el servicio de agua por comités que se encargan de realizar el cobro mensual que es de 50 a 70 pesos por toma.

Por lo que respecta a Esperanza, el abasto de agua y mantenimiento de la red de drenaje, es operado por el departamento de obra pública y administrado por la tesorería, la tarifa es de 548 pesos anuales en la cabecera municipal y con esa cantidad se pagan los derechos de explotación, energía eléctrica y mantenimiento a la red.

En las localidades los pobladores se encargan de operar el servicio de los pozos, en este caso todos los del pueblo se cooperan de manera proporcional según el recibo de energía eléctrica, y realizan cortes a usuarios morosos.

En San Salvador El Seco la tesorería y el departamento de Obra Pública, son los encargados de administrar el abasto de agua, donde se cobra un promedio de 33.50 pesos mensuales para uso doméstico.

En los municipios los cabildos se pronunciaron en contra de la concesión de agua potable, aunque en gran parte de los sistemas operadores la recaudación de pago por usuarios no es suficiente para cubrir gastos de nómina, mantenimiento y de energía eléctrica.

Región de Xicotepec

En Huauchinango, con adeudos por unos 3 millones de pesos mensuales provenientes de las cuentas del 60 por ciento de casi 17 mil usuarios, opera la Empresa de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Huauchinango (ESAPAH) que descentralizada de la administración municipal, administra el servicio desde hace más de 20  años en el municipio.

Sólo entre un 35 y 40 por ciento de los titulares de tomas de agua pagan el servicio.

El paso del Huracán Earl, dejó daños en el sistema por unos 150 mil pesos, calculó el titular que es designado por el presidente municipal, igual que el resto de los miembros del comité, aunque son consultados al cabildo.

El Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Xicotepec  (Soapax) es la empresa descentralizada que administra el servicio en este municipio, que tiene 12 mil usuarios: Se conoce que son morosos unos 7 mil, aunque se desconoce a cuánto asciende la cartera vencida.

El titular de este organismo es designado por el presidente municipal, y también cuenta con comités en los barrios, colonias y Juntas Auxiliares que, como en otros de los casos, son los que deciden como dar y a quién ofrecer el servicio.

Pahuatlán

Es el ayuntamiento el que ofrece directamente los servicios de Agua, son administrados directamente por la tesorería y opera únicamente para los usuarios de la cabecera municipal. En los barrios, Juntas Auxiliares y colonias son los comités de agua los que funcionan.

Sin embargo, en esta región los comités general problemas que han terminado en enfrentamientos entre la población.

José Ramón y Pascual son considerados presos de conciencia, su encarcelamiento fue oponerse al control que ejerce sobre la distribución del agua potable Guillermo Hernández Cruz, cacique de Atla en Pahutlán, comunidad en la que ambos fueron autoridades.

Se espera que en los próximos días la Suprema Corte de Justicia de la Nación resuelva un amparo tramitado en favor de los dos indígenas a quienes se les fabricó un proceso por robo de vehículo, sentenciándolos a 6 años de prisión.

En febrero de 1997, un grupo de personas encabezado por Natividad Cruz, Pascual Lioncio (sic) Orozco y Vicente Juan Domínguez, reclamaron como de su propiedad el lugar donde está el manantial denominado Atexcapa, e “impidieron que el suministro fuera eficiente y dañaron la tubería con la que se debe distribuir el líquido de manera satisfactoria para la población”.

En mayo de 1999, la disputa por el manantial provocó un enfrentamiento entre militantes del PRI y del PRD, donde Francisco Román Pérez del tricolor fue asesinado por el perredista Juan Nicolás Melquiades.

En el año 2008, José Ramón y Pascual fueron electos autoridades de la comunidad, construyeron un nuevo tanque de captación para dotar de agua a todo el pueblo, pero poco duró el gusto, porque el cacique montó en cólera, les fabricó un delito que hasta ahora los mantiene en la cárcel y arrebató nuevamente el abastecimiento del vital líquido.

Una toma de agua ha llegado a costar 5 mil pesos y en tiempos de elección la deja en 200, 400, 500, hasta mil 500 ó 2 mil, pero cuando acaben pueden llegar hasta los 7 mil pesos.

Chignahuapan

A la fecha mantiene 3 comités de agua en los barrios de Toltempan, Tenextla e Ixtlahuaca, en donde se opera con la venia de la Comisión Nacional del Agua. Se cobra una cuota anual de mil 500 a 2 mil pesos, la cual puede pagarse en una sola exhibición o en mensualidades, esto no incluye ni el material, ni la mano de obra del plomero que hace la conexión de la toma.

Cholula

En San Pedro Cholula hay comités hasta con 25 años de funcionamiento. Estos organismos trabajan de manera paralela al SOSAPACH quien únicamente da el servicio de agua potable a la cabecera municipal y cuyos costos varían de acuerdo a si es casa habitación, comercio o industria.

En el SOSAPACH se cobran cuotas de 150 a 200 pesos mensuales, y pese a ser un valor no muy alto para los vecinos de la cabecera municipal el organismo operador enfrenta una cartera vencida, la cual no fue dada a conocer.

La otra cara de la moneda la vemos con los comités de agua, ellos; se encargan de dar mantenimiento a las bombas de los pozos, para que en un promedio de mil a mil 500 familias no les falte el servicio de agua potable.

*Con información de Sandra Vergara, Fernando Castro, Leticia Ánimas, Jésica Baltazares y Myrna Rojas.

Vistas: 1359