*

Lunes, 30 de Marzo de 2020

Acusan pobladores de Juan Galindo que policías protegen a delincuentes

Ministerio Público se han negado a recibir sus denuncias “pues el monto de lo robado no llega a los 5 mil pesos”.
Martes, 5 de Noviembre de 2013 20:53

Necaxa, Pue.- La impunidad de la que gozan algunos delincuentes y el creciente número de atracos contra los estudiantes del Bachillerato “Juan Galindo” de Nuevo Necaxa ha provocado su indignación, la de sus padres y profesores, por lo que pidieron se inicie una investigación contra la Policía Municipal a la que acusan de estar en contubernio con “la mafia”.

Asalta banda delictiva instalaciones del CBTis 86 de HuauchinangoPide CDH averiguación previa contra policías de Juan GalindoLos miembros de la comunidad escolar dijeron sentirse desamparados por la autoridad debido a que a pesar de que los gendarmes han detenido y ellos han identificado a los autores de diversos atracos contra los alumnos, los malhechores siguen en libertad y los Agentes del Ministerio Público se han negado a recibir sus denuncias con el argumento de que no procederán “pues el monto de lo robado no llega a los 5 mil pesos”. 

“Sabemos los nombres de los asaltantes, sabemos dónde viven. Uno es de la colonia El Gamito de la junta auxiliar de Cuautitla en Huauchinango y el otro es de Necaxa Canaditas. Los detuvieron con las pertenencias de los estudiantes asaltados y lo único que hizo la policía fue devolverles a las víctimas sus bolsas y sus carteras, luego los dejaron ir.  Los útiles que ya no encontraron, porque hasta las mochilas les quitaron, los pagó el presidente municipal Fernando Platón Trejo, para reparar el daño”, agregaron los vecinos que pidieron su derecho al anonimato por temor a ser víctimas de los delincuentes.

Luego, entraron en detalle: “El primer asalto fue contra una muchacha, el 17 de octubre aproximadamente a las 14:00 horas. En un lugar que la gente llama Las Escaleras porque es un camino corto que va de la "Y" de Necaxa al mercado de Nuevo Necaxa”.

A la señorita le llegaron por la espalda y sin dejarla voltear, le pidieron su celular, su pulsera y le arrancaron una cadena. Cuando les terminó de dar sus cosas, la tomaron por la cabeza y la empujaron a la pared. “Ella se quedó quieta, no volteó hasta que sintió que el asaltante había salido corriendo”.

El segundo y tercer asalto ocurrió el 30 de octubre pasado, casi a la misma hora que el anterior.  “Primero atracaron a un joven  en el camino del centro de Necaxa Canaditas a Nuevo Necaxa. Lo abordan dos hombres y  le quitaron su cartera. Él fue a la comandancia de la Policía Municipal para denunciar y llamar a su papá. Estando ahí alcanzó a ver pasar en un micro a uno de los asaltantes. Los policías lo detuvieron y el muchacho ratificó que era una de las personas que lo habían asaltado”.

Minutos después llegaron dos muchachas a la Comandancia para denunciar que habían sido asaltadas. A una le quitaron su bolso de mano y su mochila con sus útiles escolares. Cuando los policías le pidieron que describiera a la persona que le había arrebatado sus pertenencias, la joven dio las mismas señas del sujeto que acababan de detener.

“Los policías le preguntan que cómo era su bolsa y les contesta que era color café y uno de los señores policías le dice: ¿de bolitas de colores? y ella contesta que sí. Acto seguido entran a  la parte de atrás donde encierran a las personas, sacan una bolsa y le preguntan: ¿ésta es? y la chica afirma: sí esa es. Bueno, le comenta un policía, esta bolsa se la acabamos de quitar a otro chavo que está adentro. Los policías toman fotos a los detenidos y las chicas afirman que ellos son los que las asaltaron. Los policías les dicen que el segundo delincuente fue aprehendido porque había quebrado mercancía en el mercado”, agregaron.

Pasado un rato, continuaron, también le dan al primer joven asaltado su cartera, pero el comandante de la policía municipal Abel Cruz Moñoz, les dijo a los papás de los tres jóvenes asaltados que no era posible trasladar a los detenidos a Huauchinango y ponerlos a disposición del MP pues el monto del robo no excede los 5 mil pesos. Que es el mínimo para detener a alguien y tampoco fueron encontrados en flagrancia. Pero tampoco los ponen a disposición del Juez Calificador ni de ninguna autoridad y los liberan de inmediato.

Los padres de los estudiantes atracados se trasladaron a Huauchinango a la oficina del fiscal en turno, donde también se negaron a tomarles su declaración, aseguraron.

“Hay mucha indignación porque todo nos hace suponer que los dos delincuentes son personas que trabajan para el señor presidente, pues anda arreglando los problemas y pagando lo que ellos le quitaron a los muchachos. Y pese a todas las evidencias y de que fueron identificados por las víctimas, se atrevió a decir que ellos no fueron los que los asaltaron”, afirmaron.

“A estos hechos, dijeron, se suma que hace dos semanas a las ocho de la mañana fue asaltada una familia en el camino a El Santo, cuando iban a trabajar y a dejar a sus niños a la escuela, además de que por esas mismas fechas asaltaron un domicilio ubicado en la calle Gabriel Hernández, encerraron al dueño y querían llevarse a su nieta y como la empleada doméstica lo impidió, le tasajearon los brazos”, comentaron.

Por todos estos hechos, comentaron, debe investigarse a los funcionarios del gobierno municipal y devolver la tranquilidad a los habitantes de Necaxa.

Vistas: 5339